•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, arremetió este martes contra los sectores que cuestionaron la forma en que la policía y el ejército investigó y capturó a sospechosos de un ataque armado perpetrado hace un mes contra caravanas sandinistas, que dejó cinco muertos.

A estos sectores "les duele que estén capturados los criminales, quisieran que los criminales no estuviesen capturados, quisieran convertir a estos criminales en héroes, en víctimas de la policía y el ejército", denunció Ortega durante un discurso en celebración del 35 aniversario del cuerpo médico militar.

Según el mandatario, se trata de "un grupito de nicaragüenses que tienen tanto odio" hacia su gobierno "que se alegran cuando se producen crímenes horrendos como éstos y lo celebran (..) en las famosas redes" sociales.

Allanamientos

Los partidos opositores de derecha, grupos de derechos humanos independientes, la Iglesia Católica y algunos sectores de la población criticaron el mes pasado los abusos cometidos supuestamente por las fuerzas policiales y militares durante la investigación de los autores del atentado.

Los allanamientos de viviendas, detenciones e interrogatorios de civiles se produjeron principalmente en el norteño departamento de Matagalpa, donde un grupo armado atacó a tiros hace un mes a una caravana de autobuses sandinistas, causando la muerte de cinco personas y 25 heridos.

La policía determinó que el ataque fue ejecutado por 13 nicaragüenses que se encuentran detenidos a la orden de la justicia, entre los que figura un supuesto miembro del cártel mexicano "Los Zetas". Las autoridades intentan localizar a otro integrante del grupo que se encuentra prófugo.