Leyla Jarquín
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La lectura comprensiva y el pensamiento lógico en la resolución de problemas matemáticos son dos de los principales vacíos en la educación nicaragüense, pero pueden ser superados, en gran medida, si los docentes reflexionan, evalúan y perfeccionan sus métodos de enseñanza.

Bajo esa premisa, la organización Fe y Alegría, que ayer cumplió 40 años de servicio en Nicaragua, realizó un encuentro entre los docentes de sus 22 centros, con el fin de intercambiar las buenas prácticas educativas que han venido definiendo en los últimos 10 años.

“Estamos compartiendo estas prácticas y ya se están replicando; en el último año y medio hicimos 11 foros, diez municipales y uno nacional, donde participaron unos 1,400 docentes (para conocer) las prácticas”, especialmente, las de compresión lectora y pensamiento lógico, indicó el director ejecutivo de Fe y Alegría, Silvio Gutiérrez.

Explicó que desde 2003, Fe y Alegría promueve entre sus docentes la reflexión y la investigación de su práctica, y que hace seis años lograron recopilar 370 investigaciones donde los educadores abordaron “qué estaban haciendo, cómo lo estaban haciendo y cómo podían mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje”.

Gutiérrez señaló que al final definieron 8 buenas prácticas educativas, las cuales tienen que ver con gestión directiva de calidad, proceso de enseñanza de calidad, formación en ciudadanía de calidad, formación para el trabajo y vínculo con la comunidad.

Recomendaciones

Rosa Margarita Rivas Orozco, docente de Lengua y Literatura, y Marlon Alfredo Bermúdez Muñoz, docente de Matemáticas, ya tienen experiencia con estas buenas prácticas educativas, específicamente en las relacionadas con la comprensión lectora y con el pensamiento lógico, respectivamente.

Rivas Orozco aseguró que aparte de enseñar a leer y a escribir, el objetivo de su clase es que los estudiantes describan, infieran y conversen sobre lo que leen, para desarrollar la comprensión, lo cual, dijo, hace más ameno y fácil su trabajo.

En tanto, Bermúdez Muñoz indicó que en su clase de Matemáticas trata de contestar la pregunta que los estudiantes suelen hacerse con esta materia: ¿para qué me va a servir en el futuro esto que estoy aprendiendo ahora?

El director nacional de Fe y Alegría, padre Fernando Cardenal, apuntó que los docentes deben estar en constante proceso de investigación-acción para mejorar su enseñanza.