•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Jessica García, una bióloga con 10 años de experiencia y quien está a cargo del “Paraíso de las mariposas”, en Charco Verde, Ometepe, explica que este proyecto se formó en aproximadamente dos años, y ahora cuentan con más de 2,000 especies.

Dice que los primeros pasos para crear el mariposario consistieron en sembrar las plantas hospederas, que son de vital importancia para alimentar a las larvas.

Luego se construyó el laboratorio, donde se desarrolla la reproducción de las distintas especies de mariposas.

En el jardín se recolectan los huevos, luego nacen las larvas, las que se colocan en cada planta hospedera, de acuerdo con la especie, donde se alimentan en estado larvario.

Llega un momento en que el gusanito ya no come y se convierte en pupa o crisálida, la que se extrae del laboratorio para colocarla en los puparios del jardín, donde ocurren los nacimientos de todas las especies.

Este mariposario tiene como fin reproducir las especies que están en peligro de extinción en la zona. Cuenta con un laboratorio, viveros de las plantas hospederas, un mirador y una cascada, y con senderos que están señalizados en español y en inglés.

El desarrollo de la mariposa tiene una duración de entre uno y tres meses, y la vida adulta es de cuatro semanas en promedio, según la especie.

Las mariposas pertenecen a la clase de los insectos y a la orden lepidóptera, que significa “alas cubiertas por escamas”, y se alimentan de polen, néctar y frutas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus