•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En avanzando estado de descomposición fue encontrado el cadáver de la enfermera Yuslivi Carolina Flores Picado, de 30 años, quien llevaba ocho días desaparecida, después de que su cónyuge, José Santos García González, de oficio albañil, a bordo de una motocicleta la dejara a las 6:30 de la mañana del lunes 18 de agosto en la esquina de la casa cural de la ciudad de El Viejo.

El comisionado mayor José Luis Cárcamo Narváez, segundo jefe de la Policía de Chinandega, confirmó que el cadáver fue encontrado la tarde del lunes en los cañaverales de la finca El Pinar, comarca La Cocoroca.

“La enfermera estaba con su uniforme de trabajo, a escasos metros se encontraban sus zapatos, procederemos a enviar hoy mismo (ayer) el cuerpo a Medicina Legal para profundizar en las causas de su muerte”, expresó el alto mando.

Dijo que tras recibir la denuncia de parte de familiares en la delegación de El Viejo, iniciaron una intensa búsqueda de Flores Picado, quien trabajaba el Hospital General España de Chinandega.

Marido sospechoso

El jefe policial confirmó la detención de José Santos García González, padre de la hija de tres años de la víctima. Se ventila que la enfermera habría manifestado que ya no deseaba seguir conviviendo con el albañil.

Hasta el momento, la Policía considera al cónyuge principal sospechoso de la muerte de la enfermera, “aunque profundizaremos en las pesquisas, para establecer con claridad quién es el responsable”, expresó el comisionado mayor Cárcamo.

García González ha declarado a la Policía que es inocente, pero antes de su captura hacía maletas para irse a Costa Rica.

De confirmarse las sospechas, este sería el cuarto femicidio que se reporta en lo que va del año en este departamento; tres de ellos han ocurrido en el municipio de El Viejo.

Tras la conocer la noticia del hallazgo, enfermeras, médicos, amigos y familiares se reunieron donde habitaba Flores Picado, y exigieron el esclarecimiento de su muerte y que se aplique la justicia con todo rigor.