•   Corn Island  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Caribe es una zona ideal para todos aquellos que gustan de practicar el buceo. Las llamadas Islas del Maíz, en el Caribe Sur de Nicaragua, son un lugar excelente tanto para los principiantes como para los profesionales de este deporte.

Big Corn Island y Little Corn Island poseen abundante vegetación, flora y fauna exuberantes, así como playas que invitan a la práctica de diversos deportes marítimos.

El arrecife de Big Corn Island es a donde llegan habitualmente los más experimentados a practicar el buceo, por ser un área donde las especies marinas son más abundantes y variadas. Allí pueden encontrarse el llamado tiburón gata, la barracuda y la raya águila.

Atractivos

Gracias a la presencia de los arrecifes, que están muy cerca de la superficie, la posibilidad de observar las diferentes especies marinas forma parte de los atractivos primordiales para que se dé el buceo con esnórquel.

Cerca de Big Corn Island existen restos de embarcaciones que naufragaron hace tiempo y sirven de hábitat tanto para la flora como para la fauna marina, y en las proximidades de Little Corn Island se puede visitar una gran variedad de cuevas para explorar.

Es posible realizar cursos de buceo en la isla grande, para principiantes, así como de buceo nocturno o de profundidad, a un costo de entre US$85 y US$225.

Excursiones

Según José María Vides, instructor de buceo de Nautilos servicios Turísticos, ellos realizan excursiones alrededor de las islas para personas que tienen licencia de buceo y también promueven los cursos para obtener una licencia internacional de buceo, ya que este es un deporte de alto riesgo.

Además, ofrecen la práctica del esnórquel, que se ejecuta sin tanque de oxígeno, solo con máscara y tubo. El recorrido que realiza la escuela Nautilos es por los cañones de un galeón español antiguo que está hundido y también en un barco de vapor que tiene más de ochenta años en el lugar, sin olvidar los arrecifes de coral y diferentes especies que se pueden observar en estas aguas cristalinas.