•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno del Japón, a través de su agencia de cooperación, hizo entrega de 491 toneladas de arroz destinadas a la merienda escolar y a satisfacer las necesidades alimentarias de las familias afectadas por la sequía en Nicaragua.

La contribución fue recibida por el representante en Nicaragua del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, PMA, Helmut Rauch, y por la viceministra de Educación, Norma Irías.

“Espero que la asistencia de Japón a través del PMA fortalezca la relación de cooperación y amistad entre Japón y Nicaragua”, dijo el embajador japonés Masaharu Sato.

El diplomático especificó que 146 toneladas métricas serán destinadas a complementar las raciones de alimentos para próximas operaciones de asistencia alimentaria que realice el PMA en acompañamiento al Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención a Desastres, Sinapred, para familias afectadas por la sequía en el corredor seco del país.

Mientras 345 serán destinadas para complementar la merienda escolar del Programa Integral de Nutrición Escolar, PINE.

Impacto

La viceministra Irías destacó que la merienda escolar es recibida por 153,803 estudiantes de 2,030 centros escolares en 12 municipios de los departamentos Matagalpa, Caribe Norte y Jinotega.

Esta vez, la contribución al Ministerio de Educación representa US$ 339,607.

La ayuda forma parte del convenio de colaboración firmado en diciembre de 2008, entre la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, JICA, y PMA-Nicaragua.

A través de este convenio de colaboración, Nicaragua recibió un monto de US$5.2 millones, destinados a la compra de alimentos para operaciones de asistencia alimentaria, complemento de la merienda escolar y la Operación Prolongada de Socorro y Recuperación, OPSR, que atiende a hogares rurales que enfrentan situaciones de acceso limitado a alimentos, por fenómenos naturales o crisis económicas.

El embajador Sato expresó que la alimentación y el estudio son indispensables para el desarrollo económico. “Es necesario que la niñez vaya a la escuela, sin sufrir de hambre”, dijo el diplomático.