•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El vicepresidente de Nicaragua, Moisés Omar Halleslevens, sugirió a los mineros artesanales tomar medidas de protección física a fin de que no expongan sus vidas en los viejos yacimientos.

“Hay que hacer un trabajo de convencimiento, de que hacerlo (trabajar) en algunas condiciones, están exponiendo su vida, y que, por ende, deben someterse a una serie de medidas de protección física”, abogó el vicepresidente.

Halleslevens se refirió al asunto luego de que 27 buscadores de oro quedaran atrapados el jueves pasado, junto a otros dos que lograron salir por sus propios medios a la superficie, en una antigua mina artesanal en el municipio de Bonanza, tras un derrumbe en el cerro El Comal, en el Caribe Norte.

“Hay que trabajar bastante, hay que empezar por convencer a los mineros”, insistió el funcionario.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo la noche del martes que buscarán alternativas para la minería artesanal tras el derrumbe que soterró a 29 hombres, de los cuales dos salieron por su cuenta, 20 fueron rescatados y 7 continúan desaparecidos.

Trabajan “por la libre”

“El güirisero (minero artesanal) trabaja por cuenta propia, algunas veces acumula la broza por tonelada y la vende a las empresas, otras veces él hace su propia molienda, eso hace que tenga cierta autonomía y se meta donde se le ocurre (dentro de las minas)”, explicó Halleslevens. El derrumbe que afectó a los obreros el pasado jueves ocurrió dentro de una antigua mina clausurada, donde las empresas mineras ya no tienen presencia.