Ernesto García
  •   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Aplicar el principio de proporcionalidad y no hacer uso excesivo de la figura jurídica llamada prisión preventiva, es la recomendación hecha este jueves por el asesor de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, Mario López Garelli.

La propuesta fue hecha por el asesor de la CIDH al participar en el segundo día de la V conferencia latinoamericana y primera centroamericana sobre políticas de drogas que se realiza en San José, Costa Rica.

López aclaró que la recomendación se refiere para aquellos casos de personas que son detenidas por consumo de estupefacientes.

Policía especializada

El funcionario de la CIDH señaló que para combatir a las estructuras, el crimen organizado, los Estados deben dotarse de policías especializadas ya que se trata de organizaciones criminales que en muchas ocasiones cuentan con armamento muy sofisticado.

Por su parte, el politólogo colombiano Juan Carlos Garzón dijo que las políticas públicas no deben de medirse por sus intenciones sino por sus resultados, refiriéndose a las políticas de mano dura que la mayoría de los gobiernos de Centroamérica aplican contra todas las expresiones del narcotráfico incluyendo los consumidores.

Garzón --al igual que la totalidad de los panelistas que participan en este evento internacional-- apoya la idea de despenalizar o regular el consumo del estupefaciente llamado cannabis sativa, pero reconoció que existen riesgos aún desconocidos de llegarse a aprobar esa política que en algunos países de Europa, Sudamérica y algunas ciudades de Estados Unidos se practica desde hace mucho tiempo.