•   Bonanza, RACN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tras la tragedia ocurrida en la mina El Comal, en Bonanza, el Gobierno trabaja en la elaboración de un estudio geológico de las zonas de explotación, para identificar los sitios seguros y peligrosos para el ejercicio de la minería artesanal, de la cual depende la mayoría de los 35 mil habitantes de este municipio del Caribe Norte.

La vocera gubernamental, Rosario Murillo, comentó a través de medios oficialistas, que “los 220 trabajadores mineros artesanales que estaban allí (Bonanza), la compañía, representantes de la Alcaldía y representantes del Ministerio de Energía y Minas, iniciarán un proceso de estudio serio que lleve a la conclusión compartida, de cuales son los lugares seguros donde se puede trabajar, respaldado con estudios geológicos”.

DERRUMBES SIGUEN

Agregó que el Gobierno le da seguimiento a la comunidad y familias de Bonanza, a los trabajadores de la minería artesanal, y que ya se trabaja “en la parte de diseño de estos estudios, de manera que pronto puedan tenerse y se puedan discutir, conocer, y se pueda trabajar con la seguridad que estos compañeros requieren para tranquilidad de sus familias”.

En tanto, los derrumbes han continuado en la mina El Comal, impidiendo que se reanuden las labores de búsqueda de los siete mineros que aún continúan desaparecidos en la profundidad de esta vieja veta de oro.

Aunque la esperanza llegó nuevamente a familiares de los desaparecidos, luego de que el presidente Daniel Ortega dijera que aún no hay certeza de que los mineros estén muertos y que si las condiciones lo permitían, reanudarían la búsqueda, esto no ha sido posible debido a los derrumbes que continúan, según el último reporte emitido por las autoridades.

Aún con la amenaza latente, en el perímetro de la zona de la tragedia, los propietarios de esas vetas de oro se resisten a ser reubicados y abandonar los puntos, como lo han orientado las autoridades y han pedido a la empresa minera reiniciar la venta de pólvora y acopio de material aurífero proveniente de la zona de la tragedia.

El pasado viernes, 29 mineros artesanales quedaron soterrados en una antigua mina; 2 salieron por sus propios medios, 20 lograron ser recatados tres días después, y siete siguen desaparecidos.

 

220 mineros artesanales laboraban en las áreas de la mina El Comal.

 

100 metros alrededor de la mina El Comal, han quedado suspendidos de toda labor de minería artesanal.

 

La Comisión de la Pequeña Minería que regula el trabajo de güiriseros en Bonanza, ya empezó a recorrer las áreas de aprovecha-miento, para diagnosticar el estado en que se encuentran.