•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El clásico “ola k ase” era el principio y no el fin. Desde que aparecieron y ganaron popularidad las redes sociales y los mensajes de texto, la escritura entró en un nuevo proceso de transformación y mientras los más jóvenes disfrutan deformando las palabras ya aceptadas, los puristas sufren.

Se dice que los precursores de este “estilo” son los jóvenes y adolescentes, pero también hay casos de adultos que lo practican. El mal uso de las herramientas tecnológicas comienza a desfigurar la escritura y da paso a un espacio social en el que las abreviaturas tienen más peso en la comunicación.

Francis Mendoza, lingüista de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, comenta que a largo plazo esta manera de escribir podría distorsionar el idioma, por lo que los maestros deben estar en una lucha constante para que los estudiantes empleen la escritura de manera correcta.

Mendoza indica que para lograrlo se deben implementar aspectos metodológicos para convencer y persuadir al estudiante, porque se llega a un punto donde se limita el vocabulario.

“Las medidas pueden ser tomadas poco a poco, tener mucho tacto pedagógico y hacer conciencia lingüística”, explicó.

Comodidad

Escarleth Morales confiesa que le gusta abreviar las palabras para conversar con sus amistades, una rutina que mantiene con todos sus contactos.

Por su parte, Sandra Martínez comentó que en dependencia de a quién le escriba, ella opta por usar el “nuevo sistema” de escritura, abreviado y deformado.

No obstante, Rosalía Bohórquez dijo que en algunos casos se abrevian tantas palabras que son poco entendibles, por lo que resulta difícil comprenderlas. Muchas veces, dijo, se ven combinados los ceros con la letra o, y hay casos en los que la “e” se ve suplantada por el “3”. El resultado: “H3 decidid0 eskrbir así”.

La mayoría de los entrevistados explicó que escribe de forma abreviada por “comodidad”, aunque el docente de secundaria Baldfor Vado manifestó que no a todos se les hace fácil entender.

Peligro

La sicóloga Ledia Gutiérrez afirmó que las personas que escriben de esta manera poco convencional lo hacen para ser aceptadas con un sentido de pertenencia, por lo que recomienda elevar el nivel de autoestima, para no caer en este tipo de tendencias u otras que en el futuro podrían complicar más el lenguaje y la escritura.

Por otro lado, existe la posibilidad de que esta situación sea grave porque, según Gutiérrez, se podría perder la genuinidad de la escritura.

“Recordemos que el lenguaje ha sido motivo de grandes modificaciones que van transformando el sentido de las palabras, es decir, si comenzamos a escribir ‘kama’ en vez de ‘cama’, después de un determinado tiempo nuestro subconsciente admitirá esa falta ortográfica como correcta”, advirtió.

Los cambios

Entre las nuevas características de la escritura destacan la sustitución fónica; por ejemplo, cuando se utiliza “k” en vez de “que”, también cuando se eliminan caracteres que son necesarios en una expresión, como los signos de interrogación y admiración, que ahora pocos utilizan, y finalmente está el abuso de los emoticonos para intensificar el impacto o la emoción que se desea expresar: :s.

Numerosos estudios han destacado que actualmente las personas escriben más que las generaciones anteriores debido al uso frecuente de redes sociales como Facebook o Twitter, en las que expresan su opinión y estados de ánimo, lo que indica que no solo se escribe para actividades educativas.

Una investigación de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, determinó que los adultos, cuando escriben de forma abreviada, no lo hacen en sus empleos, pero sí acostumbran abreviar en otras actividades, como las redes sociales. Sin embargo, los colegiales y universitarios no siempre escriben de la misma manera cuando tienen que entregar sus trabajos académicos.

Estudios

La UNAN-Managua también ha elaborado investigaciones para abordar esta fusión de la escritura, oralidad y gestualidad que realizan las personas en las redes sociales.

En el año 2012 identificaron que las supresiones realizadas en los mensajes monitoreados en una página de chat correspondían al 28.29%, una cifra que para los investigadores es bastante alta.

El desarrollo de las nuevas herramientas que ayudan a la comunicación y la necesidad de adaptarse a ellas influyen en el surgimiento de un lenguaje que con el tiempo va adquiriendo particularidades propias y con ello se generan tendencias como la sustracción de palabras.

La solución, opinan los expertos, debe ser cambiar la actitud lo más pronto posible, porque se corre el riesgo de que en el mediano plazo los cambios impuestos sean irreversibles.

Las expertas Mendoza y Gutiérrez sostienen que es “demasiado fácil olvidar y pasar por alto el aprendizaje de la lengua escrita”.

Y usted k opina? O mejor dicho: Y usted, ¿qué opina?

 

"La tarea para erradicar el uso de las abreviaturas no es solo de los maestros de español, es de todos".

Francis Mendoza, lingüista.