•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A las 11:04 p.m. del sábado, miles de managuas se asustaron con un fuerte estruendo que, en algunas zonas, hasta meció las casas. Parecía una explosión. Los reportes del extraño suceso pronto se difundieron por las redes sociales, y las interrogantes de qué pudo haber provocado el retumbo eran una incógnita hasta el medio día de ayer: ¡un meteorito cayó en Managua!

La revelación fue tan “explosiva” como el suceso mismo, pues según los científicos hace 17 años que no ocurría un evento semejante.

Una comisión interinstitucional creada de urgencia por el Gobierno, explicó que se trató del impacto de un meteorito relativamente pequeño, no obstante los científicos nicaragüenses aún investigan su composición y la dirección de donde provino.

Susto colectivo

“¡La sangre de Cristo nos valga!”, exclamó doña Flor de María Ruiz, de 65 años, habitante del barrio El Rodeo, uno de los más cercanos a la zona boscosa donde impactó el cuerpo celeste.

Dice que al momento del estruendo se encontraba orando, y que tras el estruendo sintió cómo se estremeció toda su casa.

“Se cayó un avión”, fue lo primero que pensaron algunos habitantes del barrio El Rodeo, ubicado frente al portón 10 de la Fuerza Aérea nicaragüense, pero la sospecha inmediatamente se esfumó porque no vieron las llamas.

En los barrios Unidad de Propósito y “Bertha Díaz”, los ciudadanos aseguraron que sintieron caer arenilla al momento de la explosión. Muchos se levantaron asustados, y los teléfonos sonaron tras la preocupación de sus familiares que les llamaron para ver cómo se encontraban.

Según Enrique José Ñamendy, de 58 años, comerciante del Mercadito de la Zona Franca Las Mercedes, 2 kilómetros hacia el este del epicentro de la explosión, en ese lugar no escucharon nada pese a la cercanía.

“Yo después de escuchar por las noticias de la explosión me salí y platiqué con unos CPF (guardas de seguridad) del lugar, y les pregunté que si sintieron la explosión, pero tampoco”, precisó.

Ningún poblador ni las propias autoridades reportaron haber visto destellos en el cielo al momento de la caída del meteoro.

15 horas después

La explicación llegó a las 2:00 p.m. ayer, cuando la comisión interinstitucional conformada por vulcanólogos, geólogos y astrónomos nicaragüenses determinó que el hecho fue producto de un meteorito que cayó en la capital nicaragüense, dejando un cráter de 12 metros de diámetro por aproximadamente 1.50 metros de profundidad.

Según Wilfried Strauch, asesor del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, el impacto del meteorito provocó dos ondas, una pequeña onda sísmica que sacudió la tierra y se propagó en menos de un segundo, y otra onda más fuerte que se propagó por el aire a una velocidad de 300 metros por segundo, la cual provocó el sonido del estruendo.

Strauch mencionó que al momento de la explosión pudo suponer por las características que brindaban los medios de comunicación, minutos después del suceso, que se trataba de la caída de un meteorito, y también por la experiencia del suceso similar acontecido en Nicaragua en 1997. “Estamos convencidos de que fue un meteorito”, enfatizó.

“Señales de espejo”

El geólogo William Martínez dijo, en tanto, que cuando llegaron hasta el cráter que formó el meteorito pudieron observar en sus paredes señales de espejo que, según la base científica, se originan cuando el elemento fricciona las paredes de la tierra.

Martínez dijo que ese hallazgo da una idea de la inclinación y dirección de entrada del meteorito de uno 50 grados (de inclinación) y una dirección de entrada de oeste noroeste.

“No sabemos a ciencia cierta su composición, ya que una vez que el entra se aloja en el interior de la tierra o simplemente se desintegra, pero habría que hacer estudios más precisos”, dijo el geólogo.

Martínez mencionó que, de encontrarse, el meteorito podría estar alojado a una profundidad de 20 metros. Por su parte, Strauch agregó que la materia del meteorito podría ser de hielo o de material rocoso, pero que solo las investigaciones determinarán eso.

Relación

Por su parte Humberto García, del Observatorio Astronómico de la UNAN-Managua, señaló que el acontecimiento podría estar relacionado con el paso del asteroide 2014RC que pasó a unos 40,000 kilómetros de la Tierra.

Por su parte, el doctor en vulcanología del Ineter, Humberto Saballos, dijo que siete estaciones de su institución detectaron la explosión con una alta fidelidad, y el registro fue por la onda primaria que produjo el impacto del meteorito.