elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Un pequeño arrecife artificial se ha convertido en un refugio de vida marina dos meses y medio después de haber sido instalado frente a las costas del sur de Nicaragua, informó uno de los científicos que investiga el suceso.

“Tiene 70 días y se ha llenado de algas, esponjas y corales blandos, hay 4 especies de peces usando la estructura”, dijo a Acan-Efe el ecólogo Fabio Buitrago.

El arrecife es una iniciativa de la organización no gubernamental Fincas Acuáticas de Nicaragua, y de la escuela de buceo Dive de Nicaragua, con el permiso de la Alcaldía de San Juan del Sur.

Según sus promotores, la estructura tiene una forma piramidal de de 2.25 metros cuadrados de base por 2 metros de altura.

En dicho módulo fueron encontrados ejemplares de pez globo, pez dragón, pez murciélago y pez ángel, según un informe gráfico elaborado por Fincas Acuáticas y Dive de Nicaragua.

Lo peculiar del caso es que el arrecife artificial fue instalado en un lugar donde el lecho marino está compuesto únicamente por arena.

“Es como un desierto”, según Buitrago.

Si el lecho es el desierto, la estructura es como Las Vegas, reconoció el científico, tras añadir que “está beneficiando a los peces porque encuentran refugio, alimentos y un área para reproducirse”, añadió.

Metas

El plan de los científicos y buzos es instalar otros 1,500 módulos como el primero, en la bahía de San Juan del Sur, en el Pacífico, tiempo que les tomaría unos 5 años.

Buitrago ha definido el trabajo como “iniciar un proceso de reforestación en un potrero”.

Sin embargo, el trabajo no es fácil, pues originalmente el grupo había instalado dos módulos, pero uno fue hallado destruido, presuntamente por un ancla, de acuerdo con el informe.

Aun así, el científico descartó que esto signifique un problema para las embarcaciones.

“No es un problema grave para las embarcaciones, pero sí para nuestro trabajo, estamos experimentando y viendo lo que se puede hacer lo que no”, resaltó Buitrago.