•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Pueden los circos sobrevivir sin los animales? José Francisco 'El Hondureño' Vargas sostiene que no.

Para Vargas, director de comunicaciones del circo "Gigante de América”, que actualmente presenta su espectáculo en Rivas, si se prohíbe a los circos usar animales, la población se olvidará de sus funciones.

Organizaciones defensoras de los animales pujan para que en los circos solo actúen personas, para evitar el maltrato.

En Managua se han registrado recientemente protestas contra los circos que presentan animales en sus funciones.

Los dueños de los circos, sin embargo, defienden su labor y mantienen que no maltratan los animales, que van desde avestruces, tigres, hipopótamos y leones, hasta llegar a los elefantes.

Para apreciar el espectáculo del "Gigante de América", los rivenses adultos pagan C$100 y C$150, y los menores C$50.

 

¿Por qué no está de acuerdo con las leyes que prohíben el uso de animales en espectáculos circenses?

Mira, el corazón de los circos internacionales grandes son los payasos, las mujeres y los animales, porque es una tradición milenaria. Su origen se remonta al tiempo de los coliseos romanos, donde gladiadores luchaban con fieras y de ahí nace la filosofía griega ‘pan y circo para el pueblo’. Entonces el público va al circo a ver los animales, es una costumbre que si se prohíbe, la gente se olvidaría de los espectáculos circenses.

 

¿Cuál sería su contrapropuesta a esta ley?

Crear una ley de supervisión y mantenimiento de calidad de los animales que tienen los circos, para que las autoridades encargadas de velar por la fauna exijan la protección de los animales, y para no quitarles la alegría inmensa a los niños de poder ver especies que solo ven por televisión. En esta ley deben participar las autoridades de educación y del ambiente, para que fomenten en los niños la protección de la fauna y conozcan más de estos animales.

 

¿Qué pasaría si la ley que prohíbe el uso de animales se masifica por diversos países?

Bueno, sin animales la tendencia es que los circos desaparezcan, porque ya serían teatro, acrobacia y actuación. Sería como voltear una costumbre, pues se tendría que hacer otro tipo de espectáculo, que sería decadente para el circo y los espectadores.

A su criterio, ¿quiénes saldrían perjudicados?

El público, porque la gente y los niños tienen la ilusión de ir a estos circos a conocer camellos, elefantes, leones, tigres y animales de otros continentes. Por supuesto, el personal que está a cargo de los zoológicos de los circos, serían los primeros afectados debido al desempleo.


¿Cuántos empleos genera el cuido de animales en este circo?

El circo ‘Gigante de América’ es de una corporación que opera con cuatro circos. En el zoológico, hay 35 personas contratadas para el cuido permanente de los animales, entre los que están hipopótamos, tigres, leones, jaguares, caballos, avestruces, entre otros. En este (circo) están asignadas nueve (personas).

 

¿Por qué los circos se han ganado la fama de maltratar a los animales?

En este circo no se maltrata los animales. Una de las principales quejas de los protectores de animales es que se mantienen encerrados en jaulas, pero estas son especies que nacieron en cautiverio y toda su vida han estado tranquilos, sin ningún problema, (porque) se está pendiente de su alimentación. Por ejemplo, los 14 felinos que anda el circo (tigres, jaguares y leones) consumen diariamente 300 libras de pollo, son desparasitados y hay un veterinario que está al cuido de ellos.

 

¿También hay denuncias de castigo físico en las prácticas de adiestramiento?

Nunca se ha usado la violencia como método de enseñanza en la corporación, porque esto me recuerda lo que sucedía antes en las aulas de clases, cuando los maestros aplicaban reglazos a los alumnos. Lo que se hace es estimular a los animales con alimentos, es un premio para ellos, cada vez que van avanzando, pero no existe agresión.

 

14 felinos consumen cada día 300 libras de pollo.

 

Argumentos

José Francisco Vargas

Edad: 47 años

Profesión: director de comunicaciones del circo “Gigante de América”.

 

Originario de Honduras, tiene 25 años trabajando para un grupo hondureño que opera cuatro circos que recorren Centroamérica.

Asegura que desde septiembre de 2013 aprobaron en El Salvador una ley que prohíbe el uso de animales.

Agrega que, de momento, Costa Rica es el único país de la región donde no se les autoriza presentar su espectáculo y que para hacer sus funciones en Panamá, deben pasar por territorio costarricense con un permiso de tránsito y custodia.

 

En los cuatro circos que opera el grupo, cuentan con hipopóta-mos, tigres, leones, jaguares, caballos, avestruces, entre otras especies.