•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos nuevos centros penitenciarios, uno de mujeres y otro de máxima seguridad para varones, construidos con una parte de los 9.2 millones de dólares decomisados a una banda de mexicanos capturados en 2012 cuando se hacían pasar como reporteros de Televisa, para traficar drogas, fueron inaugurados ayer.

“Se construyó e inauguró el de mujeres y el centro de máxima seguridad donde se concentran principalmente privados de libertad de alta peligrosidad”, dijo el viceministro de Gobernación, Carlos Najar.

El Centro Penitenciario para Mujeres, a 16 kilómetros al sureste de la capital, tuvo una inversión de 1.8 millones de dólares y albergará a más de 250 féminas privadas de libertad, indicó Najar.

El mismo centro cuenta con salas para elaborar trabajos manuales, textiles y panadería, y otras localidades para la instalación de una granja porcina, otra avícola, y un pequeño huerto, añadió la fuente.

Las mujeres, que todavía están en proceso de traslado, tendrán “mejores condiciones”, con regímenes semiabierto, abierto y productivo, afirmó la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales.

Máxima seguridad

Por otra parte, el Centro Penitenciario de Máxima Seguridad para varones, con un coste de 2.1 millones de dólares, tendrá capacidad para albergar a más de 300 reos calificados de “alta peligrosidad”, sostuvo Najar.

Los reos que ocuparán este penitenciario son acusados de narcoactividad, crimen organizado y lavado de dinero, informó el viceministro.

Este nuevo complejo permitirá a los privados de libertad que están en régimen abierto y semiabierto, poder realizar actividades de carpintería y agropecuarias, explicó.

Pendiente

Parte de los fondos ocupados a los mexicanos del Caso Televisa, también fue destinado para el Centro Penal de Bluefields, en la Región Autónoma Caribe Sur, cuya construcción está en ciernes, costará 2.1 millones de dólares y tendrá espacio para 200 reos, informó Morales.

Otros 974,000 dólares se utilizarán en la construcción de un centro penal con régimen abierto y semiabierto, confirmó la ministra.

 

7.5 millones de dólares es la inversión en las nuevas cárceles construidas en Nicaragua.