Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

El politólogo Alberto Cortés expresó que Nicaragua vive una peligrosa crisis originada por el propio presidente Daniel Ortega, y que analizando los acontecimientos, “nunca se sabrá con certeza cuál fue la voluntad del votante”.

“Es muy peligrosa la manipulación que se está dando, porque las heridas recientes (confrontación de los 80) aún no se han sanado porque los mismos políticos se han encargado de no culminar el proceso”, opinó el tico-nicaragüense.

Además, sostiene que en las actuales condiciones no se garantiza un recuento verdadero de las actas de votación, y que “nunca se sabrá la verdadera voluntad de las personas que fueron a votar, por el manoseo que se ha dado y por el tiempo que sigue pasando con el mismo problema”.

Consecuencia del pacto
A criterio de Cortés, esto “es el resultado del pacto entre Daniel Ortega y Arnoldo Alemán, que la clase política no madura y que da la impresión de que todo estaba ampliamente premeditado para que sucediera como está sucediendo.

Hay que destacar que los nicaragüenses que residen en Costa Rica no están ajenos a lo que está ocurriendo en su país, luego que el Consejo Supremo Electoral brindara los resultados preliminares de los comicios municipales.

En el programa radial “Nicaragüense”, en Radio Cucú, donde participó Cortés, se evidenció que muchos están en desacuerdo de la forma en que se están manejando los resultados, porque ponen al país con una imagen negativa en el exterior.

Sin embargo, hubo intervenciones telefónicas de quienes estiman que el partido orteguista es el ganador, que en los comicios no ocurrió ninguna irregularidad y que más bien los opositores son malos perdedores.

“Lo preocupante es que el gobierno sandinista está haciendo un manejo al estilo de la Guerra Fría, donde si no estás conmigo sos enemigo y te tengo que desaparecer. Frente a la crisis no se puede seguir polarizando, porque llevará a una confrontación más severa”, sostuvo el politólogo y catedrático de la Universidad de Costa Rica.

Añadió que a Ortega le es imposible gobernar en la actual situación que él mismo ha provocado, porque en la campaña habló de paz y reconciliación, pero ha hecho todo lo contrario, al excluir a sus críticos y sólo a beneficiar a sus adeptos para garantizar su 38 por ciento de electores.

“Ha marginado a quienes no simpatizan con sus políticas. Promueve división del país y es peligroso por nuestro pasado reciente bélico. Y no sólo es la exclusión de partidos políticos, sino también persecución a opositores, poetas, músicos, medios de comunicación, etc.”, subrayó Cortés.

Respecto a las fuerzas de choque que el partido de gobierno está usando para contrarrestar a sus opositores, Cortés señaló que eso corresponde a una estrategia para intimidar y de esa forma evitar que la población se pronuncie en las calles.

“Lo vimos antes de las elecciones y ahora se repite con mayor intensidad. Es una señal para que la población no se meta, que dejen los resultados tal como están”, adujo.

Finalmente, reiteró que el pueblo sigue poniendo la sangre y las vidas, y no descartó que los políticos pactistas, al margen de una mesa, solucionen este problema que por repartirse, han originado.