• |
  • |
  • END

La Policía Nacional a través de su boletín informativo confirmó que la droga ocupada por el Ejército de Nicaragua a través del operativo denominado “Prinzapolka”, alcanzó los 304 kilos de cocaína, mientras tanto, los cuatro detenidos y el alijo de droga fueron trasladado el pasado martes desde Bilwi hasta el municipio de Siuna.

La Dirección de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, a través de su boletín informativo, detalló que los 14 bultos ocupados por el Ejército, contenían 279 paquetes equivalente a 304 kilos con 60 gramos. Éstos serán incinerados hoy en presencia del judicial a cargo del caso, Raymundo Arróliga, la Policía y funcionarios del Minsa, ante los riesgos que significa su ocupación.

El traslado fue hecho bajo estrictas medidas de seguridad debido a una posible acción para recuperar la droga por parte del narcotráfico.

Hacia Siuna
La noche del pasado martes, por disposición del Juez de Distrito de Bilwi, tanto el cargamento de drogas como los cuatro detenidos identificados como Dove Kevin Dilbert Haylock, Oakie Orlan Edwards Haylook, Francisco Erazo Zavala y Eugenio Clark, fueron trasladados al municipio de Siuna, luego de que durante la audiencia preliminar se confirmó que el lugar donde fue realizada la ocupación, le corresponde a la jurisdicción de Siuna.

Las cuatro personas detenidas fueron acusadas formalmente ayer miércoles a las 9:00 de la mañana, por el fiscal Raymundo Arróliga Traña, y ante el juez suplente del distrito penal de audiencia en Siuna, Pedro Pablo Suárez Martínez, con la celebración de la audiencia preliminar.

A los acusados, en presencia del abogado defensor Rito Emilio Jirón, el juez les decretó privación de libertad, a petición de la Fiscalía, considerando la gravedad del delito de transporte ilegal de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas, de conformidad con el artículo 352 del Código Penal vigente, y por el que se les acusa.

La siguiente audiencia es inicial y fue programada para el martes 25 de noviembre a las 10:00 de la mañana.

Posible escondite
Fuentes policiales confirmaron que el caño donde los narcotraficantes escondieron la lancha rápida cargada con droga, es un escondite que los traficantes estaban usando para evadir la persecución de las fuerzas antinarcóticos.

Una vez descubiertos por las patrulleras del Ejército, los tripulantes de la embarcación se dirigieron hacia la barra de Sanglaya, unas 14 millas al sureste de Prinzapolka, y se internaron en uno de los caños para evadir la presencia militar.

Estiman las autoridades que el lugar también es usado por los traficantes para esconder cargamentos de droga los que luego sacan, una vez haya pasado el peligro de ser descubiertos por el Ejército o por la Policía.

Disputan bienes
Una ordenanza del Consejo Regional Autónomo de la RAAN ordenaba a las autoridades del Distrito Naval del Ejército de Nicaragua, la resolución del Consejo Regional, en la que acordaban que todos los bienes ocupados en alta mar deben quedarse en la región para la Fuerza Naval de la zona. La ordenanza fue enviada luego de que se conoció que la panga tipo Eduardoño, con cuatro motores de 200 caballos de fuerza cada uno, sería trasladada hacia Bluefields, donde está la sede del Distrito Naval del Ejército de Nicaragua.

La disposición puso en jaque al jefe de la Fuerza Naval en Puerto Cabezas, quien está en la disyuntiva de rechazar la resolución del Consejo Regional o entrar en contradicción con su jefe militar superior que se encuentra en el Distrito Naval de Bluefields.