•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La costarricense Maylid Villegas Vega y el nicaragüense Emilio Ponce Mendoza, capturados el pasado sábado con medio millón de dólares que serían utilizados para la compra de cocaína, fueron acusados ayer por lavado de dinero y crimen organizado, ante el Juzgado Noveno Penal de Audiencias de Managua, donde también señalaron a cuatro nicas más, tres de ellos prófugos.

De acuerdo a la acusación presentada por el fiscal auxiliar Jorge Rubí Velásquez, los tres acusados prófugos son los nicaragüenses Dimas Salablanca Galagarza, Dimas Salablanca Artavia y Rafael Salablanca, quienes son originarios de Bluefields y se dedicaban a acopiar cocaína luego de comprarla a comunitarios que la encuentran en el mar.

El juez Noveno de Distrito Penal de Audiencias de Managua, Mauricio Aráuz Torres, aceptó la acusación contra los cinco, y a Villegas Vega y a Ponce Mendoza les decretó la prisión preventiva, además ordenó que se levante el sigilo bancario para conocer si estos tienen cuentas, a fin de congelárselas.

A petición de la Fiscalía, el juez le dará tramitación compleja al proceso, con lo cual se duplicarán los términos del mismo. La audiencia inicial quedó programada para el 6 de octubre.

Acopiador señalado

El abogado defensor, Jorge Guerra Jarquín, dijo que la acusación carece de fundamentos y alegó que sus representados no portaban droga al momento de la detención.

En la acusación se señala como miembro de la estructura de narcotraficantes, a la cual pertenecían Villegas Vega y Ponce Mendoza, al nicaragüense José Andrés Castillo Urbina, cuya función era recibir la droga en Ocotal y enviarla en vehículos caleteados hacia Guatemala.

Esta organización delictiva, según la Policía Nacional, era liderada por el guatemalteco Marvin Montiel María, alias “El Taquero”, y se le viene dando seguimiento desde enero del 2013.

“El Taquero” guarda prisión en Guatemala por múltiples delitos, entre ellos ser el autor intelectual de la quema de un bus donde murieron 15 nicaragüenses y 1 holandés en el 2008, mientras que Castillo Urbina, según la acusación, fue detenido por la Policía Nacional el pasado 8 de agosto en El Rama, cuando viajaba en una camioneta Dodge negra, cargando US$40,000.

Dicho dinero estaba destinado a la compra de 60 paquetes de cocaína que Dimas Salablanca Galagarza, Dimas Salablanca Artavia y Rafael Salablanca tenían acopiados en Laguna de Perlas.

Antecedentes

La relación de hechos indica que el 11 de abril de 2013, Emilio Ponce Mendoza envió a tres personas desde Costa Rica, entre ellas a sus hermanas Yamileth Verónica Ponce Quezada y Claudia Vanessa Ponce Mendoza, con tres maletas que contenían 12 paquetes de cocaína; sin embargo, fueron interceptadas en Granada y actualmente guardan prisión condenadas por tráfico internacional de cocaína y crimen organizado.

En el caso de Dimas Salablanca Galagarza, Dimas Salablanca Artavia y Rafael Salablanca, refiere la acusación que el 25 de mayo de 2013, estos se trasladaron hasta la comunidad Senet Point, en Laguna de Perlas, para comprar 20 paquetes de cocaína a un precio de US$7,000 cada uno; esta droga fue trasladada a Ocotal y recibida por Castillo Urbina.