•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ingresó a las filas de la institución policial hace 14 años con la primaria aprobada. Pese a su horario de trabajo --porque ha laborado en el área de control de detenidos en dos unidades policiales de Managua--, en 2015 espera terminar el bachillerato.

Su sueño es ir a la universidad, coronar una carrera y hacer un curso de computación. Ascender en grados “no le quita el sueño”. Así se resume la historia laboral y estudiantil de un subinspector --cuyo nombre se reserva--, quien con esfuerzo propio se ha ido preparando académicamente.

Según el segundo jefe de la Policía de Managua, comisionado mayor Pablo Emilio Ávalos, ya no admiten ni tienen dentro de sus filas a analfabetas, porque inclusive tienen facilidades para profesionalizarse.

Pero no todos los casos son iguales. En otra estación policial capitalina encontramos a un suboficial mayor abriendo y cerrando los portones a las visitas que llegan a bordo de vehículos.

Se quejó porque pese a que tiene 34 años de estar en la institución, de la que es fundador, no fue incluido en la lista de ascensos que hubo en Managua, pero el problema es que no ha estudiado.

Ávalos explicó que los parámetros para obtener un ascenso en grados son: antigüedad, nivel académico, participación, resultados positivos en la evaluación de desempeño y buen comportamiento en la comunidad.

Exigencia profesional

“Se nos exige a los hombres y a las mujeres un comportamiento digno ante la sociedad y en el trabajo, pero además ante los resultados de trabajo, o sea, no es solo apreciación, sino que a un oficial se le promueve porque ha hecho mérito durante una jornada”, y es a propuesta de los jefes de cada estación policial, explicó.

“Un comisionado debe tener maestrías, carrera profesional, y desde subcomisionados para arriba --como oficiales superiores-- deben tener carreras técnicas o carreras universitarias. La Policía ya no tiene analfabetas, la Policía ya no capta gente con primaria, la Policía ahora lo que capta son bachilleres, es lo mínimo”, recalcó Ávalos.

El 80% de los policías capitalinos tienen nivel universitario, en tanto que el restante 20% está estudiando.

Los que no son policías y aspiran a ingresar al curso básico, deben tener tercer año de secundaria aprobado, y los policías que se gradúan en el proceso de trabajo “tienen acceso a presentar su título, y ahí nomás la institución lo reconoce como inspector”, explicó Avalos.

Según datos oficiales, cada año a la Academia Policial, Acapol, gradúa a 100 cadetes como licenciados en Ciencias Policiales con el grado de inspectores, en tanto que otros 500 agentes hacen el curso para ser técnicos básicos en distintas especialidades. Los estudios son gratuitos.

 

3 mil policías hay para Managua, 80% de los cuales tienen nivel universitario.

 

750 oficiales obtuvieron ascensos en grados.