•   Miami, Florida, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las autoridades policiales de Miami, Estados Unidos, capturaron ayer a Marvin Rivera Montalvo, quien confesó a las autoridades policiales de Miami, Estados Unidos, haber asesinado a la nicaragüense Yolanda Aragón de Samaniego, de 53 años, cuyo cuerpo decapitado y quemado fue encontrado en un terreno baldío.

El macabro hallazgo del cadáver de Samaniego ocupó ayer las principales planas de los diarios que circulan en esa ciudad estadounidense, donde viven miles de nicaragüenses. La Policía descubrió el cadáver el pasado 17 de septiembre por el aviso de un incendio en un matorral, en el sitio antes referido. La víctima estaba reportada como desaparecida por sus familiares desde el 13 del mismo mes, informó el Diario Las Américas.

Para poder establecer la identidad de Samaniego fue necesario practicarle un examen de ADN, informaron las autoridades policiales a medios estadounidenses.

El principal sospechoso del crimen, aparentemente en un intento por despistar a la Policía, llamó al teléfono de emergencia 911 diciendo que tenía información en relación con el crimen de la ciudadana de origen nicaragüense.

Al ser interrogado por los detectives, Rivera --quien era compañero de trabajo de Samaniego-- trató de incriminar al marido de la víctima, pero al verse descubierto confesó haber sido él quien planificó y ejecutó el asesinato, con la supuesta complicidad de otros sujetos aún desconocidos, reportó el rotativo Miami Herald.

Más implicados

Según la confesión hecha por el criminal, fue él quien se encargó de conducir a la víctima hasta su vehículo, y luego, un segundo involucrado en el crimen, se encargó de dispararle. Acto seguido se trasladaron a un hotel donde planificaron deshacerse del cadáver.

Posteriormente, entrada la noche del 13 de septiembre, Rivera se dirigió al sitio donde se produjo el macabro hallazgo, y ahí procedió a quemar el cuerpo de Samaniego en un intento por no dejar evidencias del crimen.

Aunque Rivera todavía no ha confesado qué motivos lo empujaron a cometer el horrendo crimen, la Fiscalía de Miami le ha formulado cargos por homicidio en primer grado, reportaron los diarios de esa ciudad.

Manuel Zelaya, sobrino de Samaniego, dijo al Miami Herald que su tía era una madre trabajadora, que emigró de Nicaragua hace más de 30 años y que la última vez que su familia supo de ella fue la tarde del 13 de septiembre, fecha cuando desapareció.

 

 Una fuente nica radicada en Miami, afirmó que Yolanda era originaria del municipio de Cuapa, Chontales.