• |
  • |
  • END

Uno tras otro, los ciclistas salen de la rampa de concreto y hacen piruetas en el aire después de superar los primeros dos montículos. Sus piernas son demasiado largas y lucen como arcos a los lados de la bicicleta, sobre la cual pedalean presurosos para alcanzar la velocidad que les permita terminar con un buen tiempo el circuito, que incluye cinco tumultos más y dos curvas.

“Los dos primeros túmulos son los más peligrosos porque son los más altos, aunque los últimos cinco no son de fiar porque son seguidos”, explica Rubén Antonio Díaz.

Y es que más de uno de ellos ha quedado quejándose con un golpe en la entrepierna tras una caída, sin embargo, después de unos minutos de lamentaciones y ojos lagrimosos, continúan entrenando, porque la meta de estos chavalos --cuyas edades oscilan entre los 14 y los 21 años-- es conseguir el oro para Nicaragua en el VI Campeonato Centroamericano de BMX, a realizarse en Guatemala.

Los quince preseleccionados han obtenido medallas en competencias locales y nacionales, y este sábado tienen el reto de superarse, entre ellos en la eliminatoria que dejará a los diez mejores, listos para la competencia.

“Entrenamos los miércoles, sábado y domingo por la tarde, porque no nos vamos a dejar intimidar. Cualquiera de nosotros que vaya a Guatemala va preparado para continuar la tradición de traer el oro y la plata como ha pasado en las competencias pasadas”, señaló Díaz.

Entusiasmados
Por su parte, otro de los campeones nacionales de bici cross, Winston Alexander Rivera, refiere que fueron convocados por la Asociación Deportiva de BMX --que realiza competencias trimestrales para medir a los mejores ciclistas-- y están entusiasmados, pues la mayoría de ellos es la primera vez que participaran en un evento internacional.

Las bicicletas se ven deterioradas, y algunas han sido pintadas artesanalmente por sus dueños que, entre bromas, comentan que las mismas no tienen frenos para evitar la tentación --ante una caída inminente-- de apretarlo y perder la dentadura.

“Usamos cascos, coderas, rodilleras para protegernos, pero sólo en las competencias porque si las traemos a los entrenamientos se deteriorarían rápido. A la competencia si vamos a llevar esos aperos”, afirman.

SOS
Pero el entusiasmo de los chavalos por la competencia no es suficiente para viajar, y la Asociación Deportiva BMX de Nicaragua, se encuentra lanzando un SOS para que puedan asistir a la competencia.

“Nosotros solicitamos por medio de una carta apoyo al Instituto Nicaragüense de Deportes (IND), pero nos llamaron para decirnos que no podían ayudarnos. La competencia se realizará el 28 y 29 de noviembre, estamos a una escasa semana y no tenemos el pasaje que cuesta 101 dólares para cada uno de los doce miembros de la delegación en cualquiera de las líneas centroamericanas”, expresó el señor Máximo Jaen Linares, presidente de la asociación.

De acuerdo con el señor Jaen Linares, también le solicitaron al IND buzos marcados con el nombre del país, pero tampoco les fueron aprobados. “Hemos hablado con los muchachos, y ellos dicen que les habría gustado llevar el nombre del país en el pecho, pero que si no se puede, ellos de todos modos lo llevarán en el corazón y ganarán medallas para Nicaragua. Pero necesitamos los pasajes, no nos importa comer tamal con queso en el camino”, expresó.

Con sacrificios
En los entrenamientos que se realizan en las instalaciones del IND, los chavalos se prestan la bicicleta. Joseph Alexander Machado, campeón centroamericano 2005, no tiene una porque unos ladrones lo bajaron de ella cuando se dirigía a entrenamiento.

Según Jaen Linares, el equipo de Nicaragua, a pesar de los sacrificios que los chavalos hacen, son considerados una elite porque nunca regresan sin medallas, y en 2005 Joseph Alexander Machado fue el primer lugar, y Julio Carrión ocupó el segundo lugar. En 2006 fue Domingo Cárcamo el primer lugar, y Andy Ali Moreno ocupó el segundo.

“Nicaragua con bicicletas en mal estado, sin marca ni patrocinio, siempre ha logrado medallas. El año pasado, el equipo no logró ir por falta de recursos, y no queremos que este año ocurra lo mismo, porque no somos unos novatos”, comentó.

Para concluir, el señor Jaen Linares hizo un llamado a las empresas e instituciones para que apoyen a los jóvenes con patrocinio para la competencia.

“Ellos son ganadores y representan a Nicaragua, son triunfadores y merecen la oportunidad de competir y demostrar cuán grandes son en la pista”, concluyo.