•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sin siquiera sospechar su trágico final, Yolanda Aragón de Samaniego había confiado a su hermana Celia su deseo de que si la muerte la alcanzaba en Estados Unidos, sus restos fueran repatriados.

Celia relata que Yolanda anhelaba regresar a Nicaragua, y que en más de una ocasión le había expresado su interés por regresar y establecerse para pasar tiempo con la familia que dejó hace 30 años, cuando era soltera, y decidió partir tras el sueño de encontrar mejores oportunidades.

Que se repatríe el cuerpo de Yolanda --víctima de un atroz crimen que tiene horrorizados a los habitantes de Miami Dade-- es aún una decisión que valora la familia, ya que su viudo Julio Samaniego dijo estar de acuerdo, no obstante, es Bryan Samaniego Aragón, su único hijo, quien resolverá ese punto, una vez que les sea entregado el cuerpo de Yolanda, confió a El Nuevo Diario la hermana de la víctima.

“Todavía estamos esperando (las autoridades) no nos han entregado el cuerpo… su hijo no se ha decidido (a repatriarlo). Nosotros respetamos la voluntad de mi sobrino. Lo que diga él, eso se va a hacer”, indico Celia, tras revelar que tiene planes de viajar a Estados Unidos para estar presente en el proceso.

La tragedia

El 13 de septiembre pasado, Yolanda Aragón, de 51 años, quien trabajaba en una imprenta en Estados Unidos, fue reportada por sus familiares como desparecida. Se supo de ella cinco días después, cuando las autoridades de Miami Dade encontraron su cuerpo decapitado y calcinado en un predio baldío.

El supuesto autor del crimen es Marvin Rivera Montalvo, según él mismo confesó a la Policía, no obstante, la investigación continúa, porque ha dado versiones contradictorias, y, además, ha sugerido que no actuó solo.

Según Celia, su hermana en los últimos días se movilizaba al “raid” hasta el trabajo porque tenía suspendida su licencia de conducir, y, además de una amiga, Rivera Montalvo solía trasladarla; él era su compañero de trabajo y aparentemente tenían una relación cordial.

Extraoficialmente se conoció que el móvil del crimen podría estar relacionado con una deuda de US$5,000 que Rivera Montalvo tenía con la víctima, sin embargo, las autoridades aún no concluyen las investigaciones.

 

"La última vez que hablé con ella (Yolanda) me dijo que ya no quería estar en Miami, y que solo iba a dejar que su hijo entrara a la universidad para regresarse a Nicaragua".

Celia Aragón, Hermana de Yolanda Aragón, víctima de asesinato.