• |
  • |
  • AFP

El gobernante Frente Sandinista (FSLN, izquierda) de Nicaragua amenazó con despojar a los diputados opositores de sus escaños en el Congreso si anulan las pasadas elecciones con una ley ordinaria, por violar el orden constitucional, indicó el viernes una fuente legislativa.

"Quienes promueven una iniciativa de ese tipo pueden perder hasta su condición de diputados, porque eso está consignado como un delito contra la Constitución", amenazó José Figueroa, uno de los líderes de la bancada sandinista.

La suspensión de escaños es atribución del Consejo Supremo Electoral (CSE), que actualmente controla el oficialismo.

El CSE proclamó al FSLN ganador de 105 alcaldías nicaragüenses, mientas que el opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha) obtuvo 37 y la minoritaria Alianza Liberal Nicaragüense (ALN, derecha) 4 municipios.

La oposición, que ha desconocido los resultados por considerar la elección fraudulenta, pretende discutir en el Congreso, donde tiene mayoría simple, una iniciativa legal para anular los comicios, ante la negativa del CSE de hacer un recuento de los votos.

El vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, el sandinista Rafael Solís, advirtió que la iniciativa opositora "es inconstitucional, es ilegal, viola la Constitución y es delictiva".

En esa dirección, el CSE pidió el jueves al presidente del Parlamento, el sandinista René Núñez, no dar trámite al proyecto que será discutido por directiva legislativa el martes, porque "el único competente" para convocar, organizar, dirigir anular y validar comicios es el Poder Electoral.

"Desde el punto de vista legal, ya no hay absolutamente nada que hacer", apuntó por su parte el asesor económico del gobierno, Bayardo Arce en declaraciones al oficialista Canal 4 de Televisión de Managua.

Señaló que la única alternativa sería reformar la Ley Electoral, de rango constitucional, la cual debe ser aprobada con el voto calificado de 56 de los 91 diputados del Parlamento. La oposición cuenta con 55 diputados frente a los 35 sandinistas.