•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los procedimientos estéticos en hombres están en auge. Ya sean quirúrgicos o no quirúrgicos, el sexo masculino se está acercando cada vez más a ellos, debido, principalmente, a la influencia de los medios de comunicación y a la ruptura de estigmas en torno a esta práctica, consideraron especialistas miembros de la Asociación Nicaragüense de Cirugía Plástica, ANCP.

250914 masculino

Pese a que respecto a las mujeres los hombres no representan la mayoría, los especialistas en cirugía plástica estética y reconstructiva, doctor Alfonso Parés y doctora Sandra Gutiérrez, reportan que en los últimos años la afluencia de pacientes masculinos a sus clínicas ha incrementado entre un 20% y hasta un 50%.

“El porcentaje de pacientes (hombres) que consultan la cirugía estética va aumentando y hoy puedo asegurar que es el 50% (más)”, comenta Parés, quien afirma que la mayoría de estos asisten de forma espontánea a las consultas, es decir, sin ser inducidos por un miembro femenino de sus familias.

Sin estigmas

En cambio, Gutiérrez indica que la mayor parte de hombres que llegan a su clínica, los cuales representan al 20% de todos sus clientes, sí son motivados por mujeres, principalmente por sus esposas; sin embargo, considera que una de las razones para que se realicen procedimientos estéticos es la influencia de los medios de comunicación.

“Hoy en día, todo lo que es estética está bastante difundido y conocido”, dice.

A juicio de Parés, el hecho de que los hombres lleguen a las consultas acompañados por sus esposas o una mujer es un estigma que se ha roto, pues cree que lo que más los impulsa es querer verse mejor en el presente y en el futuro.

“El estigma principal es que la belleza es exclusivamente de la mujer, y no es cierto, la belleza es un conjunto de elementos que determinan la armonía del ser humano”, subraya.

Lo que buscan

Parés y Gutiérrez coincidieron en que los procedimientos más buscados por los hombres son los no quirúrgicos, con el fin de esconder secuelas de acné, manchas, cicatrices y líneas de expresión en la frente, entrecejo y boca.

“En varones los más comunes son procedimientos para mantenimiento y rejuvenecimiento facial, como tratamientos de ‘peeling’ químico profesional y tratamientos de rejuvenecimiento facial sin cirugía, como la aplicación de toxinas y materiales de relleno para mejorar las arrugas faciales en el entrecejo, en la frente, en la pata de gallo”, apunta Gutiérrez.

Parés explica que la toxina botulínica tipo A es una sustancia que provoca parálisis en los pliegues cutáneos generados por la contracción muscular, y que los lugares donde suele aplicarse son la frente, alrededor de los ojos y alrededor de los labios.

Edades

En tanto, los materiales de relleno pueden ser la grasa del mismo paciente o proteínas externas que normalmente se aplican alrededor de la boca, en los labios y en el entrecejo, añade Parés.

No obstante, ambos especialistas dicen que un buen número de hombres acude por procedimientos quirúrgicos, entre los que destacan la liposucción, la rinoplastia, la laparoplastia y la ginecomastia. Todos estos tienen que ver con la reducción de zonas como el abdomen, la nariz, los párpados y la región mamaria.

Sobre el rango de edades en que los hombres buscan estos procedimientos, Gutiérrez indica que si son pacientes con un peso promedio, lo hacen después de los 40 años, y en el caso de los tratamientos no quirúrgicos, lo hacen a partir de los 35 años.

 

¡Cuidado lo estafan!

Cantos de sirena • Tanto la doctora Sandra Gutiérrez como el doctor Alfonso Parés, especialistas en cirugía plástica estética y reconstructiva, advirtieron que junto al auge de los procedimientos estéticos, tanto en mujeres como en hombres, se está experimentando un fenómeno que en el gremio llaman “intrusismo”.

Según Gutiérrez, el intrusismo se trata de la incursión de médicos que no son cirujanos plásticos, especialmente de médicos generales, en la realización de procedimientos quirúrgicos o no quirúrgicos que son exclusivamente facultad de especialistas.

“Para todo procedimiento que sea estético en la región facial, que implique una aguja para aplicar una solución, lo ideal es que el paciente busque a un especialista, ya sea un cirujano plástico o un dermatólogo, porque hay muchos dermatólogos perfilados para el área estética”, sostiene.

“Pequeños cursos”

“El intrusismo es una epidemia mundial”, dice por su parte Parés, quien afirma que los médicos que ofrecen tratamientos estéticos especializados, pero no son cirujanos plásticos, solo han recibido cursos de una semana o máximo de tres semanas.

“Se conoce como médicos estéticos a aquellos médicos generales que sí pueden hacer algunos procedimientos como limpieza facial y masajes reductores, pero no procedimientos en los cuales se involucren reacciones inesperadas y que no estén capacitados para responder a ellas”, refiere.

Parés y Gutiérrez señalan que este fenómeno es impulsado por algunos laboratorios que ofrecen pequeños cursos a médicos generales.