•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Bismarck López González, de 37 años, conductor del camión placa M-481491, estaba consciente de que no había cometido ninguna violación a la Ley de Tránsito, por lo que no dudó en detenerse en el “retén policial” que había en el kilómetro 19 de la Carretera Panamericana Norte, la noche del martes.

Pero cuando “los oficiales” se le acercaron a pedirle su documentación, lo encañonaron con fusiles AK, igual que a su ayudante, Ramón Miranda, de 19 años, y les exigieron que les entregaran el bolso que contenía los C$300,000 en efectivo que llevaban, y C$43,000 en cheques.

Los afectados denunciaron que fueron cuatro los sujetos que estaban vestidos con uniformes similares a los de la Policía. Tres de los falsos agentes huyeron en una camioneta Hilux doble cabina, azul, la que fue circulada por la institución del orden para capturar al cuarteto de delincuentes.

Esta vez las víctimas son agentes repartidores y provenían de Matagalpa, en tanto que el dinero robado era parte de las ventas del día, según se conoció. El Distrito VIII de la Policía está a cargo de las investigaciones del robo, pero no brindaron detalles para “no entorpecer” las indagaciones.

Casos

El comisionado general Róger Ramírez, jefe de la Policía de Managua, reconoció que ocurren robos en los que la delincuencia usa imitaciones de las vestimentas policiales, no obstante, informó que dos grupos que operaban de esa forma ya están presos.

“Efectivamente, hemos tenido algunos casos donde personas --no es que usen uniformes de policías, sino imitaciones con el color de la camisa y todo eso-- han hecho algunos asaltos”, apuntó.

El alto jefe policial precisó que cuando la Policía “actúa”, lo hace con todas las identificaciones de ley: el policía se identifica con su uniforme (incluyendo la escarapela con el emblema de la Policía y la unidad a la que pertenece, y los grados), porta siempre visible su chapa de identidad y tiene su carné a mano.

Si se trata de un allanamiento antidroga, los policías también llevan una orden firmada por el jefe de la unidad o por una autoridad judicial.

El uniforme

¿Por qué los asaltantes optan por usar imitaciones de uniformes policiales para cometer robos? ¿Por qué no los del Ejército que también es un cuerpo armado? Un jefe de la Dirección de Detectives ofrece una explicación.

“Considero que los ladrones utilizan más el uniforme de la Policía para cometer los asaltos, porque infunde respeto a la población”, señala. “Si nos ponemos a pensar, el uniforme verde olivo y las botas militares son productos que se pueden comprar hasta en los mercados o en cualquier tienda”, explica.

Añade que la Policía tiene facultades especiales relacionadas con los civiles. “El Ejército, por ejemplo, no hace allanamientos”, argumenta. “Si llegara a una vivienda un grupo de sujetos vestidos de verde olivo diciendo que es un operativo y pidiendo que les abran las puertas, la gente no abriría, porque saben que el Ejército no hace esa función”, dijo el oficial.

La otra razón, amplió, es que de todos es sabido que muy pocas veces hay personal militar en zonas urbanas.

“Si nos ponemos a analizar, los delincuentes siempre dicen que son agentes antinarcóticos, porque saben que la población los deja entrar (a su casa), además, es raro que el ciudadano pregunte por la orden de allanamiento, como debe ser. Cuando los ladrones logran entrar, exigen que entreguen los objetos de valor, entonces la misma gente dice: ‘¡Ah, son falsos policías!’”, señaló otro de los consultados.

 

La banda Los Managüitas, quienes pretendían asaltar a un cambista en Ciudad Jardín, fue desarticulada en diciembre de 2013. Sus miembros se dedicaban a operar con uniformes parecidos a los de la Policía. Actualmente cumplen condena.

 

9 robos de “falsos policías” han ocurrido en Managua y Rivas en lo que va del año.

 

Otros casos

Recuento • Este año, en la capital, los delincuentes disfrazados de policías han actuado en al menos cinco casos:

El primero ocurrió el 25 de febrero en el kilómetro 24 de la Carretera a Masaya, donde las víctimas fueron un par de jubilados franceses, Francois Bonvin y Janine Fiche, ambos de 72 años. Luego, el 28 de ese mismo mes, se dio otro atraco en la casa de un agente policial, ubicada en el kilómetro 27.5 de la Carretera Nueva a León, en la finca El Manzano, en Mateare, donde cuatro hombres llegaron con pasamontañas, vestidos de policías y con diferentes armas.

Los ladrones se llevaron más de C$18,000 en efectivo que pertenecían a las víctimas, dos armas de fuego, un rifle calibre 22 y un revólver calibre 38, propiedad del dueño de la finca. Además, los delincuentes despojaron de los teléfonos celulares a los perjudicados para evitar que estos pidieran ayuda.

Después, en el restaurante La Cueva del Buzo se registró otro asalto, luego, un par de comerciantes de Las Jagüitas fueron “blanco” de un falso allanamiento antidroga, y el último caso es el ocurrido en Tipitapa.

En Rivas también se han dado cuatro atracos cometidos por delincuentes disfrazados de policías, de los cuales la última víctima ha sido Marvin Pineda Ortega, a cuya casa --ubicada en la comunidad Las Parcelas, en el municipio de San Juan del Sur--, llegaron seis falsos agentes antidrogas y le robaron C$25,000 y joyas.


"No es que usen uniformes de policías, sino imitaciones en el color de la camisa y todo eso".

Comisionado general Róger Ramírez, jefe de la Policía de Managua