•   Cuapa, Chontales  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Decenas de pobladores del municipio de Cuapa, acompañaron a los familiares y amigos de la nicaragüense asesinada en Miami, Yolanda Aragón de Samaniego, hasta su última morada en el cementerio de esta localidad, sitio donde ella misma había pedido ser sepultada.

Samaniego, de 51 años y originaria de Cuapa, fue asesinada supuestamente por su compañero de trabajo Marvin Rivera Montalvo, de 30 años, según él mismo confesara a las autoridades policiales. Aunque se cree que hay más personas involucradas en el caso, el caso aún es investigado, comentaron los familiares.

El pasado 17 de septiembre, el cuerpo de Samaniego fue encontrado en un predio baldío, en ciudad Doral, Miami, Estados Unidos, por la Policía, que la buscaba desde el día 13, pues sus familiares la reportaron como desaparecida.

Dolor

Llanto, dolor e indignación se manifestaron durante las honras fúnebres –incluida una misa de cuerpo presente- tanto por parte de familiares de la víctima, como por amigos y pobladores que asistieron al sepelio como muestra de solidaridad. Samaniego tenía 30 años de residir en Estados Unidos, estaba casada con Julio Samaniego con quien procreó a su hijo Bryan, de 17 años.

Previo al sepelio, monseñor Bernardo Hombach, ofició la eucaristía junto al padre Luis Zavala, párroco de la iglesia San Juan Bautista de Cuapa, y pidió a la familia doliente, que no tuvieran odio ni resentimiento en sus corazones ni que tomaran venganza.

También les recomendó depositar en manos de las autoridades de Miami el castigo del crimen contra su pariente. Les dijo que sobre todo la justicia divina actuará en su favor.

“Pedimos al señor (Dios) que encienda esperanza en nuestros corazones…esto (el asesinato de Yolanda) causa en nuestros corazones sed de venganza, odio y sentimientos que nos tratan de envenenarnos…dejémoselos a la justicia de los Estados Unidos…pidamos al señor que nos ayude y dejémoselo a la justicia divina en sus manos”, reiteró Hombach.

“Nos va a hacer falta (Yolanda)…la vamos a recordar como una persona alegre porque ella fue muy alegre y bromista”, compartió el alcalde de Cuapa, Manuel Antonio Zelaya Meneses, cuñado de la víctima.

El edil dijo que el hijo de la fallecida estará bajo el cuido de la familia, pues vivirá con su hija Lorena en los Estados Unidos, donde seguirá estudiando.

La señora Rosario Meneses, hermana del alcalde, con lágrimas en los ojos también manifestó que Yolanda fue alegre y de buen corazón y que le ayudaba a quien la necesitaba. Además aseguró que La fallecida occisa tenía programado venir a Nicaragua en el mes de octubre.