•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía Nacional capturó y presentó ayer a los miembros de una banda que había cometido delitos muy sonados en los últimos meses, y que usaba uniformes parecidos a los de la Policía y a los del Ejército de Nicaragua para ejecutar sus crímenes.

Este grupo delincuencial utilizaba rifles y escopetas para intimidar a sus víctimas, indicó ayer la Policía Nacional.

Las autoridades señalaron como jefe de la banda a Carlos Enrique Bravo, de 50 años. También pertenecen al grupo Geovanny Zeledón, de 26; Iván Josué Araica, alias el “Pelón”, este último estaba circulado por el robo al restaurante La Cueva del Buzo, de donde se llevaron el pasado 5 de abril un botín de US$218,000, C$15,000 y 500 euros.

Otros de los detenidos son Danilo Ernesto Cano Pastrana, de 31 años, y Rolando José Delgadillo, alias el “Gato”.

Los imputados fueron puestos a la orden del Ministerio Público para enfrentar proceso judicial por los delitos de crimen organizado, robo con intimidación, falsificación de emblemas de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua, uso de armas restringidas, falsificación de material y secuestro extorsivo.

Los miembros de la banda no usaban “uniformes de la Policía”, sino que “son vestimentas parecidas a la vestimenta que utilizamos (los policías)”, sostuvo ayer el comisionado mayor Martín Solórzano, jefe del Distrito VI de Managua de la Policía Nacional.

Los golpes

Uno de los casos de robo agravado se dio el 13 de septiembre en el kilómetro 19 de la Carretera Panamericana Norte. Las víctimas eran trabajadores de una empresa de transporte, y los ahora imputados se llevaron más de C$163,000 y un cheque por el monto de C$43,000, así como dos celulares.

Otro de los “botines” que se llevó esta agrupación fue de C$450,000, que eran parte de la planilla de pago de los trabajadores de una empresa de construcción, cuando interceptaron a las víctimas, la ingeniera Tatiana Mejía y Thomas Espinoza, quienes viajaban en el vehículo Mazda, rojo, placa M 206-118, en las inmediaciones del Dancing, en Managua.

En esa ocasión, la agrupación se movilizaba en un vehículo Land Cruiser sin placa, se bajaron cuatro sujetos armados con pistola y uno con arma larga, todos con vestimenta negra, y los despojaron del maletín, donde llevaban la planilla de pago.

“Modus operandi”

“La forma de operar de estos sujetos era simular operativos antinarcóticos para así poder entrar a las viviendas, intimidaban a las víctimas con arma de fuego, las amordazaban con bridas plásticas, y las despojaban de dinero y de objetos personales y todos los objetos de valor”, informó Solórzano.

“Además, fingían retenes policiales para detener los vehículos y despojar de sus pertenencias a las víctimas”, agregó el jefe policial.

 

La Policía ocupó el vehículo Hyundai placa M 164-753, 2 rifles, escopetas, municiones, 11 bridas plásticas, 3 USB y 14 celulares.

46 Bandas armadas ha desarticulado en el país la Policía Nacional en lo que va del año.

Roban café

La Policía también achaca a los acusados el robo ocurrido la madrugada del 9 de julio en León a una naviera, cuando se llevaron 550 quintales de café, valorados en US$206,250.

Agravado

También se les suma el robo agravado a dos empleados de Usura Cero, ocurrido el 26 de junio del corriente año, en la Cuesta de los Héroes y Mártires, cuando se llevaron US$18,860.

Secuestro

Además, se les vincula con un caso de secuestro extorsivo ocurrido frente a una universidad capitalina. La víctima fue un estudiante.

En silencio

Los señalados de pertenecer a la banda guardaron silencio ayer, cuando la Policía Nacional los presentó por la tarde.