•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El próximo jueves en audiencia oral y pública, el juez Tercero Local Penal de la capital, Ernesto Rodríguez, resolverá el incidente de nulidad presentado por el abogado Nelson Cortez, que representa a la doctora Arlen Romero Gutiérrez, una de las tres especialistas del Hospital Salud Integral a quienes la Fiscalía les imputa la presunta autoría del delito de homicidio imprudente.

De ser aceptado el incidente de nulidad a favor de la doctora Romero, ella quedaría libre de los cargos que se le imputan, y la resolución podría tener un efecto dominó a favor de las otras acusadas.

No obstante, el juez Rodríguez confirmó que la celebración de la audiencia únicamente se realizará con la participación del abogado Cortez y de la Fiscalía.

Las otras doctoras acusadas, señaladas de negligencia en perjuicio de la también médico Karina Peña López, son María Gabriela Barrios y Teresa Cuadra.

Arman defensa

La tarde de este lunes, a puerta cerrada y durante varias horas, el directorio médico del hospital Salud Integral sesionó a puerta cerrada junto con las tres médicas acusadas y los nuevos abogados defensores de estas.

La última en nombrar a su nuevo abogado, fue la doctora Teresa Cuadra, quien en lo sucesivo será defendida por Elton Ortega, quien durante varios años fue director de Asesoría Legal del Ministerio Público.

Ismael Reyes, presidente ejecutivo del hospital Salud Integral, antes de ingresar a la reunión dijo que por el momento no habrá ningún pronunciamiento por parte de ese centro asistencial.

“En su momento daremos a conocer una comunicación oficial”, se limitó a decir Reyes la tarde de este lunes en las afueras de Salud Integral.

Por su parte la doctora Carolina Velásquez, que labora en Salud Integral, confirmó que el próximo jueves en las instalaciones de ese hospital se realizará una misa en solidaridad con las tres galenas acusadas y luego se realizará una vigilia que se extenderá hasta la medianoche.

“En la misa vamos a participar todos los trabajadores de Salud Integral, las familias de las tres doctoras enjuiciadas y los familiares de los pacientes que nos quieran acompañar”, explicó la doctora Velásquez.

 

Abogado alega que a la doctora Romero no le fue permitido tener un representante en la auditoría médica y que en los delitos imprudentes no cabe la coautoría.