• |
  • |
  • END

CHINANDEGA
El volcán San Cristóbal de 1,745 metros sobre el nivel del mar, el más alto del país y perteneciente a la Cordillera de los Maribios, lanzó durante una hora ceniza café y gases sulfúricos sobre las comarcas La Mora, Belén, La Bolsa, Rancherías, Versalles, El Piloto, Las Banderas, Valle Los Moreno, Las Cocinas, El Pellizco, Los Kilómetros, Rancherías y Santa Teresa, entre otras.

El movimiento, antecedido por dos estruendos, ocurrió de las 4:25 a las 5:25 de la tarde de ayer jueves, y activó los comités de socorro de los municipios de El Viejo, Chinandega y Chichigalpa.

Sobre la carretera, árboles, pastizales y sembradíos de frijol, arroz y ajonjolí, y en las comarcas orientales de Chinandega, ubicadas a diez kilómetros del cráter, se concentró la mayor cantidad del material volcánico.

“Creímos que se avecinaba un aguacero, pero al salir observamos una gran columna de ceniza que gracias a Dios no duró mucho tiempo, pero estamos preparados porque el comportamiento de los volcanes es impredecible”, dijo a EL NUEVO DIARIO Eugenio Pérez Méndez, habitante de la comarca La Bolsa.

Ceniza oscureció el cielo
Añadió que junto a varios vecinos observó el cielo oscuro cubierto por ceniza espesa. Atribuye este fenómeno a la salida de la época invernal que precisamente inicia en noviembre.

“Vengo de las faldas del San Cristóbal, de trabajar en la finca San Antonio, fue espectacular lo que pasó, y aunque estamos acostumbrados a esto porque el volcán es activo, nos preocupa principalmente porque el material volcánico daña los cultivos y el pasto de las reses”, expresó el campesino.

Las hermanas Fany y Arlenia Picado, pobladoras de la comarca La Bolsa, dijeron que es usual que el coloso adopte este comportamiento y a pesar de que el clima está fresco, la temperatura del volcán aumenta.

Vicente Pérez Alvarado, quien tiene casi cuarenta años de monitorear la temperatura del San Cristóbal, dijo que ésta ha aumentado considerablemente en los últimos días, y a las 4:25 de la tarde sintió dos leves explosiones que provocaron la salida de ceniza, gases y rocas incandescentes de considerable tamaño.

“El volcán está emanando gases color café claro provenientes de la recamara magmática. Si el San Cristóbal lanza gases color negro con arena y ceniza (material denominado constituyente), será mala señal.

“Espero que este comportamiento se normalice. Cuando el invierno termina suele ocurrir esta situación”, expresó el “Guardián” del San Cristóbal, quien añadió que la temperatura en el punto dos aumentó considerablemente, lo cual ha ocasionado varios sismos.

Microsismos
Confirmó que cada media hora el volcán registra microsismos que son monitoreados por un sismógrafo del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), ubicado cerca del coloso.

A la 1:20 y 4:15 de la tarde del lunes último, se sintieron dos temblores en las ciudades de Chinandega, El Viejo, Chichigalpa y Posoltega, entre otros. El primero fue de 4 grados en la escala abierta Ritcher, con epicentro a 107 kilómetros al noroeste de Managua, y el segundo de 3.5 grados en la misma escala, a 109 kilómetros de la capital, en la misma dirección.

Aparentemente se trata de enjambres sísmicos en el Complejo Volcánico Chonco-San Cristóbal, lo cual mantiene en alerta a la Defensa Civil, cuyo jefe, el mayor Carlos Cáceres, confirmó que activaron el sistema de alerta temprana que consiste en el manejo de mapas, rutas de albergue, instrumentos de comunicación y transporte en 25 comarcas ubicadas en el complejo volcánico Chonco-San Cristóbal.

“Monitoreamos este comportamiento, no hay daños materiales ni humanos. Está listo un destacamento de guardia combativa del Segundo Comando Militar, bomberos voluntarios y Cruz Roja, entre otras instituciones, con sus respectivos medios de transporte”, expresó el oficial.