•  |
  •  |
  • END

PUERTO CABEZAS, RAAN
Para que no queden dudas, el Ministerio Público, junto a la Policía Nacional, el Ejército de Nicaragua y el juez de audiencia Fulgencio Velásquez, decidieron prenderle fuego a más 306 kilos de cocaína distribuidos en 281 paquetes.

La droga es parte del cargamento que ocupó la Fuerza Naval en el litoral atlántico el pasado lunes, cuando los hondureños Oakie Orlon Edwards, de 39 años; Francisco Erazo Zavala, de 27; Edilberto Mármol Tica, de 43, y Eugenio Clark, de 49 años, de nacionalidad nicaragüense, intentaban trasladar una cantidad no determinada de droga al norte proveniente presuntamente de Panamá.

Fulgencio Velásquez, juez de audiencia, dijo que también está siendo procesado en ausencia Dove Kevin Dilver, de 21 años, quien huyó del lugar de la captura. Fuentes militares dijeron a EL NUEVO DIARIO que este otro ciudadano pudo haberse llevado consigo una fuerte cantidad de droga, que ahora podría estar manos de los comunitarios.

Confirmando dicha versión, el pasado jueves autoridades comunitarias de Kuam Watla entregaron a la Policía de Siuna dos kilos de cocaína de forma voluntaria, droga que fue ocupada a unos comunitarios que intentaban comercializarla dentro de la comunidad, según dijeron. El fiscal Reymundo Arróliga dijo que decidieron llevar a los acusados a la quema de la droga, para que también sean firmantes del acta de incineración, la que será utilizada durante el juicio en su contra.

Mientras la audiencia preliminar fue celebrada el pasado miércoles, la inicial está prevista para el próximo martes 25 de noviembre a las diez de la mañana, donde según se supo los detenidos pretenden declararse culpables, para que el juez les aplique la pena mínima.