• |
  • |
  • END

CHINANDEGA
La Dirección de Migración y Extranjería, del Ministerio de Gobernación, iniciará próximamente la construcción de una moderna delegación en el puerto de Potosí, frente al Golfo de Fonseca, compartido por Nicaragua, Honduras y El Salvador.

Para hacer realidad ese proyecto, confirmado a este corresponsal hace varias semanas por la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, durante una reunión con líderes comarcales del municipio de El Viejo, el área de inversiones y proyectos de esa entidad envió a un grupo de ingenieros y maestros de obra a verificar el sitio donde harán el edificio.

El comandante Danilo Narváez, jefe de Migración y Extranjería en los departamentos de León y Chinandega, dijo que la construcción se hará en un área de 350 varas cuadradas, con 30 metros de frente y quince metros de fondo.

Aunque el funcionario no aseguró qué cantidad de dinero se invertirá en el edificio, expresó que éste contará con varias oficinas cómodas para atender a turistas, comerciantes y pasajeros que se trasladan vía acuática hacia Honduras y El Salvador.

El oficial aseguró que las oficinas de Migración y Extranjería en el puerto de Potosí funcionan en una bodega metálica instalada en 1978, por lo que urge la nueva construcción, la cual será levantada contiguo al lugar descrito.

“Ofreceremos los mismos servicios que en el puesto fronterizo El Guasaule, con la diferencia de que ese es terrestre, y el de Potosí es acuático”, expresó el comandante Narváez, quien añadió que mensualmente atienden entre 400 y 600 personas, sobre todo nicaragüenses y salvadoreños que se dedican a la pesca artesanal y pequeño comercio de productos básicos.

Actualmente se pavimenta la carretera hacia el empalme de Cosigüina, y hasta Potosí será revestida con material selecto para agilizar el viaje de turistas y pasajeros de autobuses de transporte colectivo.

El puerto de Potosí está ubicado entre el Golfo de Fonseca y la Reserva Forestal del Volcán Cosigüina, donde existen diferentes especies de flora y fauna, y la colosal laguna que dejó la erupción de ese volcán ocurrida en 1835, tras lanzar gases y rocas incandescentes que llegaron hasta México y Colombia.