•  |
  •  |
  • END

Pese a las amenazas y críticas por parte de funcionarios y simpatizantes del partido de gobierno, la Iglesia Católica no sólo sostuvo la celebración de sus eventos religiosos programados para hoy domingo, sino que llamó a su feligresía a asistir sin miedo a las más de 300 parroquias del país donde se celebrarán procesiones por la paz.

La procesión fue convocada esta semana por los nueve obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), institución que demandó, mediante dos comunicados, al Consejo Supremo Electoral (CSE) una revisión transparente de los resultados de los comicios municipales del pasado nueve de noviembre.

Medios oficialistas, periodistas, funcionarios y comentaristas afines al orteguismo han tildado a los miembros de la Conferencia Episcopal de “obispos opositores” y de “cúpula politizada” que pretende oxigenar a la oposición política, luego que simpatizantes del presidente Daniel Ortega impidieran violentamente una marcha organizada el pasado martes por el Partido Liberal Constitucionalista.

El vocero de la Curia Arzobispal, padre Rolando Álvarez, reiteró que hoy domingo, en 300 parroquias de todo el país, después de la tradicional eucaristía de la fe católica, “se realizarán procesiones en las calles adyacentes de las comunidades celebrando la solemnidad de Cristo Rey”.

300 procesiones van
“Este domingo (hoy) se va a estar celebrando la solemnidad de Cristo Rey del Universo; es una celebración universal, y en todas las parroquias de Nicaragua va celebrarse el reinado de Cristo, a través de la eucaristía y las procesiones con Jesús Sacramentado que los obispos nos orientaron realizar en cada parroquia”, dijo Álvarez.

Ante las críticas de funcionarios del gobierno que acusan al episcopado de prestarse al juego político y favorecer a la oposición, el vocero de la Curia y director de Radio Católica, voz oficial de la Iglesia, dijo que “la manipulación política que algunos funcionarios han querido hacer de estas procesiones, ciega la razón y evidencia la ignorancia de ellos en los temas pastorales y de liturgia de la fe cristiana”.

“Insisto: esto es una celebración de la Iglesia Universal, en todo el mundo, de tal manera que vamos celebrar nuestra eucaristía normalmente y luego celebrar las procesiones, para lo cual llamamos a nuestra feligresía a participar de ellas sin miedo, porque Cristo, nuestro Señor, y la virgen María, madre de Dios, está con nosotros”, expresó el religioso.

“Hay algunos profanos”

Según Álvarez, dada las características de cada comunidad donde se realizarán los actos religiosos, y la diferencia de horarios de cada evento, no se solicitó resguardo policial para evitar la mal interpretación.

Según cifras oficiales del Instituto Nicaragüense de Información de Desarrollo, en su censo de 2005, el 70 por ciento de la población nicaragüense profesa la religión católica.

Por su parte, monseñor Abelardo Mata, de la Diócesis de Estelí, dijo que en las 25 jurisdicciones parroquiales de su zona “van a celebrarse las acciones en honor al Señor y la virgen María sin temor. Hay algunos profanos que quieren ver esto como marcha política, pero no estamos en esas perspectivas, simplemente estamos con una exhortación de rogativa por la paz a nuestra sufrida nación”, dijo.

Mata aconsejó a los feligreses confiar en sus pastores locales. “Nuestra feligresía entiende muy bien ese llamado, y los párrocos, que son los guías espirituales de la feligresía, están entendidos de llamar a la paz y la cordura, y encomendar al Altísimo y a la virgen María el futuro de esta nación”, expresó.

Fanáticos del odio
Sobre el mensaje de funcionarios del gobierno, como Edén Pastora, llamando a la militancia sandinista a integrarse a la marcha para pedir a Dios que “ilumine” a los obispos y los “aleje de la política”, Mata respondió que la Iglesia “condena la manipulación política y la profanación de sus eventos”.

“La Iglesia Católica convoca a todos los nicaragüenses, sin distingos de colores políticos, a orar por la paz, pero no nos gustaría que los políticos mancharan la fe católica con sus manoseos, así que nosotros reiteramos a la feligresía a comulgar con nuestro Señor Jesucristo y a los fanáticos del odio nosotros les decimos: ‘No profanen a la Iglesia’”, advirtió Mata.

“Sabemos que algunos han llamado a tomarse las procesiones como si fueran marchas políticas, y por eso nosotros los llamamos a abstenerse de esos actos de provocación. Ciertamente, cualquier llamado revanchista no abona a la paz, los llamados de violencia no buscan la concordia que necesitamos, sino que atizan el fuego, y la Iglesia lo que quiere es la paz”, dijo Mata.