•  |
  •  |
  • END

El cártel de Sinaloa entregaba 450,000 dólares mensuales al ex zar antidroga mexicano, Noé Ramírez Mandujano, a cambio de información secreta de la guerra contra el narcotráfico. El hombre que durante 19 meses del gobierno del presidente Felipe Calderón manejó información secreta sobre las operaciones contra el crimen organizado, cayó en la “Operación Limpieza”, que ha colocado tras las rejas a más de una decena de mandos policiales federales comprados por el crimen organizado. Ramírez Mandujano trabajó durante 15 años en la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía), casi dos de ellos al frente de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo).

En este puesto habría cambiado de bando, cuando --de acuerdo con un testigo protegido de la DEA (agencia antidrogas de Estados Unidos)-- se habría reunido en dos ocasiones con hombres del cártel del Pacífico (conocido también como de Sinaloa o La Federación), junto con Miguel Colorado González y Fernando Rivera, ex jefes operativos de la Siedo, que ya se encuentran tras la rejas por filtrar secretos a los narcotraficantes.

¿Cuánta información dio?
En esas reuniones se acordó el pago de 450,000 dólares mensuales, que al parecer eran parte de un botín general para los mandos involucrados de la Siedo. Expertos en asuntos de seguridad e inteligencia indicaron que el desenmascaramiento y la captura del ex zar de las drogas son importantes, pero dejaron ver que lo será más conocer la información que proporcionó a los jefes del cártel del Pacífico, cuyo control se disputan Joaquín Guzmán y los Hermanos Beltrán Leyva.

En las últimas semanas han caído en las redes de la justicia más de una docena de policías de alto rango, incluso el jefe de la Interpol, Rodolfo Gutiérrez Vargas, muchos de ellos ligados al secretario de Seguridad Pública Genaro García Luna, sobre quien el procurador Eduardo Medina Mora dijo: “No existe ninguna investigación, ningún señalamiento en contra del secretario García Luna, con quien nos une una comunión de propósitos y confianza reciproca” en la lucha contra el narcotráfico.

Fue delegado en Viena
Tras dejar la Siedo, a principios de año, Ramírez Mandujano fue nombrado delegado de la PGR ante la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga, en Viena, pero no llegó a montar su oficina.

El jueves pasado se presentó voluntariamente a prestar declaración en el marco de la “Operación Limpieza”. Ya no recuperó su libertad. El juez que lo interrogó consideró que hay pruebas suficientes de su relación con el narcotráfico.

Otro zar antidroga mexicano, el general de división Jesús Gutiérrez Rebollo, también fue comprado por los capos de la droga.

Se le acusa de venderse a Amado Carrillo Fuentes, jefe del cártel de Juárez. Otro funcionario de la lucha antidroga, José Luis Santiago Vasconcelos, murió en el accidente aéreo en que falleció también el secretario (ministro) de Gobernación, Juan Camilo Mouriño.