José Luis González
  •   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de cincuenta dueños y cadetes de taxis ilegales, o “piratas”, protestaron este lunes frente a las instalaciones de la Alcaldía de León, en contra de la medida de retención de las unidades y la aplicación de multas económicas.

Julio Efraín Navarro, de 29 años, es uno de los taxistas que tienen retenida su unidad y acudió ante el despacho del edil Róger Gurdián para exigir la devolución de su unidad.

“Estamos atravesando por un acoso laboral por parte de los taxistas legales, lo que queremos es trabajar y llevar el sustento económico a nuestras familias, quieren desarticularnos y necesitamos trabajar sin presión”, dijo.

El taxista Martín Antonio Ramírez, miembro de la Cooperativa de Taxis 4 de Mayo, afirmó que desde los primeros días del presente mes han sido retenidas alrededor de 28 unidades de taxis.

“Es arbitrario que las autoridades mantengan retenidas nuestras unidades, después de que hemos hecho efectivo el pago de las multas; estamos conscientes de que actualmente no hay voluntad política de parte de las autoridades para extender concesiones”, se quejó Ramírez.

Plan

De acuerdo con una fuente de la Oficina de Transporte Municipal, han retenido las unidades de taxis porque “la mayoría de conductores son reincidentes, a quienes se les ha aplicado multas entre C$1,500 y C$2,000”.

La concejal Gladys Martínez, presidente de la Comisión de Transporte en el Concejo, admitió que existen acciones interinstitucionales adoptadas para desarticular a los taxis ilegales, pero manifestó desconocer los resultados obtenidos hasta el momento.