Róger Olivas
  •   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Quince sujetos fueron sorprendidos a las 3:30 p.m. del lunes cuando con una motosierra cortaba dos frondosos árboles de caoba en el bosque Las Banderas, ubicado en el complejo volcánico Chonco-San Cristóbal, confirmó Rigoberto García, vicepresidente de la Asociación Fuente Verde, que protege el lugar.

“Cuando llegué los depredadores salieron en desbandada, en total contamos 15 árboles de cedro real --especie que está en peligro de extinción-- tumbados en el bosque. Recientemente fueron talados 35 árboles de laurel y dos cedros reales de gran espesor, no soportamos esta situación que afectará el manto acuífero de las ciudades de Chinandega y de El Viejo, si las autoridades competentes no toman medidas inmediatas”, indicó.

Ejército patrullará

El coronel Vladimir Martínez Jarquín, jefe del Segundo Comando Militar Regional del Ejército de Nicaragua, dijo que a las 11:30 de la noche del lunes, miembros del puesto ecológico ubicados en el empalme de la Península de Cosigüina, incautaron 357 piezas de madera variedad laurel, que eran trasladadas de manera ilegal por Teófilo Moreno, Anabel Hernández y Alexander Benavídez, a bordo del camión Mack placa CH-19851.

El jefe castrense afirmó que la madera procedía de la Reserva Forestal del Volcán Cosigüina, y la madera junto a los detenidos fueron remitidos a la orden de la Policía Económica, del Instituto Nacional Forestal y de la delegación del Ministerio del Ambiente de Chinandega.

En cuanto a las recientes denuncias formuladas por Margarita Martínez Llanes y por Rigoberto García, presidenta y vicepresidente de la Asociación Fuente Verde, dijo que harán una inspección en el lugar y comenzarán el patrullaje en la reserva forestal del complejo volcánico Chonco-San Cristóbal para frenar el accionar de los depredadores.