•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A diario vemos televisión, usamos nuestros celulares y computadoras, pero ¿nos hemos puesto a pensar cuánto cuesta la energía que necesitamos para utilizar estos aparatos tecnológicos?

Cada día los kilovatios/hora (kWh) que gastan los aparatos electrónicos van disminuyendo gracias al avance de la tecnología, por lo que es común que un televisor nuevo gaste menos que uno antiguo y más aún si se compra tecnología de ahorro energético.

Precios

En Nicaragua no existe un precio fijo para el kilovatio. Los primeros 25 kWh que se gastan en una casa tienen una tarifa, los siguientes 25 otra y así va aumentando el precio por kilovatio a medida que aumenta el gasto del hogar.

Aquí no está definido el precio del kilovatio, aquí tenés que utilizar una fórmula para sacar el consumo que usted realiza cada mes. En la factura te suma todo y te lo divide y después saca un porcentaje de kilovatios. No hay algo que te diga que el kilovatio vale 7 córdobas. No hay eso”, explica Marvin Pomares, director del Instituto Nicaragüense de Defensa de los Consumidores, Indec.

Gasto energético

El Banco Central de Nicaragua, BCN, publica los precios promedio de la energía eléctrica según mes y año. En julio de 2014 (la última tarifa publicada) el kilovatio costó 5.89 córdobas para el área residencial.

Esto significaría que si un ‘smartphone’ que se carga diariamente gasta al año aproximadamente 2kWh (según datos del Electric Power Reseach Institute, Epri), el costo de recargar ese aparato al año es de 11.78 córdobas. Si una familia alcanza a ser parte del subsidio de electricidad, pagaría entonces aproximadamente 5.89 córdobas al año.

Los más caros

Aunque probablemente lo que más se utilizan son los teléfonos celulares, estos aparatos no requieren de mucha energía para ser cargados a diario. “La idea es ocupar los equipos de manera adecuada, por ejemplo, el celular tarda dos horas en cargarse y hay gente que tiene la costumbre de tener toda la noche el celular cargándose. De igual manera las computadoras laptop, las cargamos y después tenemos cuatro horas para que funcionen estos equipos”, explica Milton Espinoza, experto en Eficiencia Energética de Pitsa (Pompei Investment Technologies), empresa que ofrece productos de ahorro de energía.

Los que más gastan son los televisores. Los plasmas marcan más kWh al año que un LCD.

Un estudio de Epri determinó que un televisor puede estar prendido en promedio 5 horas al día, lo que significaría un gasto anual de 360 kWh en el caso de un plasma, mientras que un LCD ocuparía 200 kWh al año.

“Nosotros creemos que todos esos plasmas son ahorrativos y eso no es así. La gente se engaña. Un plasma ahorrativo por lo general te va a costar más caro”, asegura Pomares.

Un computador de escritorio ocupa notoriamente más kWh en un año que una laptop, lo que significa una diferencia de alrededor de 600 córdobas al año.