•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La portavoz del Gobierno, Rosario Murillo, anunció que las clases para los estudiantes de primaria y de secundaria del Pacífico del país se reanudarán el próximo lunes, luego de que fueran suspendidas por el terremoto de 7.3 grados en la escala abierta de Richter que se registró la noche del pasado lunes 13 de octubre, frente al Golfo de Fonseca.

Según Murillo, el presidente Daniel Ortega Saavedra indicó al Ministerio de Educación, Mined, que trabaje con los directores de los centros de estudios, para reponer los días perdidos.

Señaló que se decidió mantener la medida toda la semana por el riesgo de que se presentaran nuevas réplicas, aunque el asesor científico del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, Wilfried Strauch, informó que después de un terremoto tan fuerte se deben esperar más movimientos telúricos, algunos incluso de mayor magnitud.

De acuerdo con el portal El 19 Digital, el experto detalló que dichas replicas se pueden producir durante varios meses y hasta dos años más, y que las magnitudes pueden ser superiores a los 6 grados.

Posibles réplicas

Strauch indicó que la falla que causó el terremoto de la noche del pasado lunes tiene una longitud de 150 kilómetros y un ancho de 50 kilómetros hacia la profundidad de la tierra, es decir que es muy grande y, por tanto, su movimiento puede provocar pequeños sismos en las fallas locales, especialmente en la cadena volcánica.

“No podemos decir ni dónde ni cuándo ocurren estos sismos en la cadena volcánica. Tenemos ejemplos, experiencias como la del año 2001, después del terremoto del 13 de enero de 2001 frente a la costa de El Salvador, un sismo muy destructivo, ocurrieron muchas réplicas en el mar, y a partir del 13 de febrero, un mes después, ocurrió un terremoto en la cadena volcánica, que a la vez tuvo sus réplicas, y fue destructivo”, apuntó.

Afirmó que deben estar preparados para un evento similar, especialmente en el occidente, la zona del Estero Real, Managua y en los sitios aledaños a los volcanes San Cristóbal, Telica, Cerro Negro, Momotombo y Apoyeque.

 

25 escuelas con daños por el terremoto están siendo reparadas. Las principales afectaciones son fisuras en las paredes, colapso del sistema eléctrico y filtraciones en los techos.