•   Managua y León  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con un saldo de 24 muertos, y los pronósticos que advierten más lluvias para Nicaragua, el gobierno decidió mantener la alerta amarilla. Además informó que siguen de cerca la actividad sísmica en el Pacífico.

Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, informó que “se han detectado sismos en la zona de subducción, además se contabilizan 48 réplicas del terremoto (frente al Golfo de Fonseca), de las cuales 7 se dieron en las cercanías del volcán Momotombo y en el Lago de Managua”.

Añadió que detectaron sismos frente a las costas de Jiquilillo, Masachapa y Pochomil. “El Gobierno está pendiente de esta actividad sísmica”.

Aumentan daños

Sobre el impacto del temporal informó que hay 17 departamentos afectados, pero en 4 se concentran los mayores problemas.

“En total se reportan afectaciones en 63 municipios del país, 210 comunidades y barrios, 6,682 familias, equivalente a 33, 366 personas”, precisó tras informar que fue enviada ayuda para las 25 mil personas que sufren inundaciones por el desborde de ríos en el Caribe Norte.

Por su parte, Marcio Baca, Director de Meteorología del Ineter, pronóstico más lluvias para las próximas horas y alertó que se desarrolla un nuevo centro de bajas presiones frente al mar Caribe.

“Este fenómeno va a estar mezclado con una vaguada y habrá mucha nubosidad y fuertes lluvias sobre todo en Rivas, Granada, Managua, Masaya, Río San Juan y Caribe Sur”, dijo Murillo.

Masaya la pasó mal

En tanto, en el departamento de Masaya, debido a las fuertes lluvias, Doña Karla Hernández decidió reportar daños a su vivienda y los miembros del Sistema Nacional de Prevención de Desastres, Benemérito Cuerpo de Bomberos y Alcaldía hicieron sucumbir las paredes de adobe de una vivienda que tiene más de 80 años.

Bernardino Bermúdez, delegado del Sinapred, confirmó que se trabaja para botar las paredes para tragedias como la ocurrida en el barrio 18 de mayo, en Managua.

La propietaria del inmueble afirmó que desde los sismos de abril las paredes de su casa presentaron fisuras y que el reciente terremoto y las constantes lluvias provocaron el desplome.

 

Inundaciones en León

JOSÉ LUIS GONZÁLEZ

LEÓN

 

Las lluvias registradas en la ciudad de León, ocasionaron inundaciones en más de 260 viviendas, así como el colapso de varias paredes de casas ubicadas en el Centro Histórico, además del hundimiento de decenas de letrinas y pilas sépticas domiciliares.

En el reparto suburbano Camilo Ortega o El Chorizo, al sureste de la cabecera departamental (León), 165 familias, permanecían el domingo con sus viviendas inundadas, por lo que elevaron peticiones de reubicación a las autoridades.

Gloria Guido, de 27 años, habitante del reparto El Chorizo, destacó que su vivienda al igual que otras 265, resultaron inundadas con la lluvia caída el sábado a las 9:00 p.m.

“Es la primera ocasión que atravesamos por una inundación, tuvimos que refugiarnos con nuestros hijos en sitios altos y seguros porque las corrientes de agua se introdujeron en nuestras viviendas, y se inundaron en fracciones de segundos”, dijo Guido.

En tanto, Ana María Rodríguez, líder comunal de El Chorizo, destacó que durante la inundación, el agua les llegaba hasta la cintura, “atravesamos por momentos terribles porque nos inundamos, y sentimos temor de perder nuestras vidas”, afirmó.

El teniente coronel Gustavo Ramos, jefe de Defensa Civil en León, informó “la inundación en El Chorizo se produjo debido a la falta de drenaje pluvial en la construcción de la carretera desde el empalme La Ceiba hasta El Convento (6.5 kilómetros), que ejecuta el Ministerio de Construcción y Transporte, MTI, y la municipalidad.

Agregó que es necesario valorar la situación en que habitan estas familias para buscar medidas que las pongan fuera de peligro.

“Nosotros estamos anuentes a abandonar nuestras casas por salvaguardar nuestras vidas”, expresó Rodríguez.