•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un estudio desarrollado en 2013 revela que en el departamento de León hay 5,000 menores que trabajan.

El dato se desprende del Diagnóstico Situacional de la primera fase de la campaña de Erradicación del Trabajo Infantil, que impulsan distintas instituciones y organizaciones de atención a la niñez.

Víctor Gutiérrez, coordinador de la Asociación Vínculos Solidarios, afirmó que la cantidad no oficial de niños y niñas trabajadores en el departamento, asciende a cinco mil. “Son menores que por la pobreza en sus hogares abandonan las aulas y se incorporan a las jornadas labores, para así colaborar con el presupuesto familiar”, dijo.

Gutiérrez destacó que unos 4,000 de esos niños trabajadores corresponden al área rural, donde se integran, principalmente, a las labores agrícolas y domésticas. En el caso de la zona urbana dijo que los menores trabajadores se concentran en los mercados, hostales y en las vías públicas de la localidad.

“Para declarar a León como una zona libre de trabajo infantil, tenemos que buscar los mecanismos de concienticiación familiar, que los niños y niñas se reincorporen a sus clases, y que las autoridades gubernamentales garanticen educación, salud y recreación sana, además de una convivencia familiar estable”, dijo Gutiérrez durante el proceso de capacitación dirigido a distintos actores sociales y representantes de las instituciones estatales y organización de la sociedad civil.

Problema visible

Eisner Ortiz, coordinador del Movimiento Infantil “Luis Alfonso Velásquez Flores”, Milavf, comentó que en algunos sectores de la ciudad de León, el trabajo infantil es palpable: se observan más de cien niños y niñas en el mercado La Terminal de Buses, además de otra cantidad aún no contabilizada en las vías de los repartos Primero de Mayo, “Aracely Pérez” y Todo Será Mejor.

“En estas comunidades estamos realizando planes de acción domiciliar, se concientiza a las familias para que reconozcan la importancia que tiene la educación de sus hijos para el futuro”, contó Ortiz, quien al igual que otros voluntarios realizan visitas a centenares de familias de repartos periféricos de León, para lograr que los niños cambien el trabajo por el estudio.

 

Los mercados y las calles son las principales zonas de trabajo de los niños leoneses, que deben aportar al sustento de sus familias.