•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Entre enero y agosto de este año el Gobierno desembolsó US$7.3 millones en concepto de subsidio a los clientes en asentamientos humanos espontáneos y barrios económicamente vulnerables, un segmento de la población que en 2015 seguirá recibiendo este beneficio, según fuentes oficiales.

De acuerdo con las asignaciones y subvenciones contempladas en el Proyecto de Presupuesto General de la República 2015, el Gobierno autorizó un monto económico de C$312.5 millones (aproximadamente US$11.7 millones) para no suspender el beneficio a este sector de la población.

El monto es mayor en C$20.8 millones con respecto al Presupuesto correspondiente al 2014.

Antes de la reforma, según el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el subsidio contemplaba C$291.7 millones, sin embargo posterior a los cambios aprobados por la Asamblea Nacional en agosto pasado, se hizo un recorte de C$24.7 millones.

Hasta 2013 se calculaba que existían unos 200,000 clientes con conexiones ilegales de energía.

Programa económico

Pese a la reforma aprobada, el presidente del Banco Central de Nicaragua, BCN, Ovidio Reyes, estima que esta política del Gobierno se mantendrá por lo menos para lo que queda de este y los próximos dos años.

Esta política del Gobierno, sin embargo, difiere con el Programa Económico Financiero que estima reducir el costo tarifario y los mismos subsidios a medida que se avance en el cambio de la matriz energética.

El Presupuesto 2015 garantiza, además, un monto de C$138 millones al subsidio del consumo de energía, agua y telefonía, para los jubilados.