Lésber Quintero
  •   Peñas Blancas, Rivas  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En el puesto fronterizo de Peñas Blancas fueron reforzados los controles sanitarios como parte de las medidas dispuestas para prevenir el ingreso al país de algún portador del virus del ébola.

El secretario político departamental del Frente Sandinista, Alexander Cardoza, informó a medios locales que acondicionaron un centro de albergue para poner en cuarentena a inmigrantes y a personas sospechosas de tener la enfermedad.

Dijo que también entregaron seis “pistolas termómetros” y 20 trajes especiales para el personal que asistirá a los posibles portadores del virus.

De acuerdo con Cardoza, el albergue estará ubicado en el kilómetro 114 de la Carretera Panamericana Sur, en las instalaciones del hostal “Sueño del Angel”, local que la Policía ocupó en diciembre de 2011 a Ángel Galeano Miranda, como parte del operativo antidroga conocido como “Operación Dominó”.

“Nosotros no teníamos un centro de albergue, ahora a este local le vamos a dar un uso adecuado que nos permitirá tener en cuarentena a sospechosos de portar el ébola”, precisó.

Agilizan paso

Cardoza comentó que con las pistolas termómetros podrán agilizar el paso por el puesto fronterizo, ya que desde que se comenzó el control preventivo, la toma de la temperatura de quienes buscan ingresar al país ocasiona filas de hasta 200 personas. “Pero con estos modernos termómetros la afluencia se va agilizar, porque en segundos se detecta la temperatura”, agregó.

La Comisión Nacional de lucha contra el ébola también visitó el fin de semana este departamento fronterizo con Costa Rica, en compañía de los especialistas cubanos que llegaron al país para capacitar al personal médico.

Según Cardoza, la visita tenía como fin conocer “detalle por detalle, punto por punto, cómo estamos preparados nosotros como departamento y como zona fronteriza para trabajar, y para enfrentar las medidas de vigilancia en la Frontera de Peñas Blancas”, concluyó Cardoza.

 

El personal médico recibió seis “pistolas termómetros” y 20 trajes especiales para asistir a los posibles portadores del virus.