•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El campo de la odontología en Nicaragua ha tenido importantes avances en los últimos años, los cuales permiten mayor eficacia y eficiencia en los distintos tratamientos; sin embargo, persisten problemas de salud oral entre la población, debido principalmente a la falta de educación, considera el doctor Sergio Cordero, especialista en endodoncia.

291014 caries

En entrevista con El Nuevo Diario, Cordero, quien recientemente participó en el Congreso Odontológico que se realizó en Managua, también habla sobre la atención odontológica en el sistema de salud público y de las malas prácticas que existen en el gremio.

 

¿Cuáles han sido los avances de la odontología en Nicaragua y qué beneficios tiene para los pacientes?

La odontología ha venido avanzando a pasos agigantados en los últimos años, debido a la apertura del mundo a través del internet y al acceso a medios de comunicación; eso ha permitido que haya un contacto directo con casas comerciales, con investigadores de alto prestigio, con artículos de investigación, para que el odontólogo de práctica general y el odontólogo especialista logre tener más acceso a tecnología, y la tecnología definitivamente permite que la profesión avance.

 

¿Qué tecnologías no existían hasta hace poco y ahora sí están disponibles en Nicaragua?

Por ejemplo, en mi caso, que soy especialista en endodoncia, se han integrado a la práctica profesional nuevas tecnologías como la utilización de radiografía digital e instrumentación mecanizada, que reducen el tiempo de tratamiento de tres citas a sesiones de una hora, (es decir) un paciente que está con la boca abierta menos tiempo, que llega menos veces al consultorio y eso se traduce en un paciente contento que fue menos traumatizado.

 

¿Qué riesgos tenían los pacientes antes de que se comenzaran a aplicar estas tecnologías?

El riesgo más importante que tenían durante se les estaba realizando una endodoncia es que por estar dejando esos dientes abiertos, sin obturarlos por varias sesiones, había un mayor riesgo de que se fracturaran y un diente fracturado es un diente que tiene que ser extraído y, por lo tanto, no se alcanza el objetivo de la endodoncia, que es conservar los tejidos naturales del diente, mantener las funciones.

 

Según la OMS, el 90% de la población tiene caries. ¿Hace falta cultura de cuido oral?

El 90% tiene caries y enfermedad periodontal, que es la enfermedad de las encías, es decir que no hay políticas de los sectores de salud para ofrecer un servicio que llegue a reducir el riesgo. Se habla de enfermedades graves como el ébola y la diabetes, pero no se le hace campaña a esto porque supuestamente no representa un problema para la población; sin embargo, con una cifra de 90% estamos hablando de que es más grave que una epidemia, por lo tanto es una pandemia la caries y la enfermedad periodontal. La realidad de Nicaragua, si aplicáramos un estudio a nivel local, yo estoy seguro que sería más del 90% de la población la que tiene estas enfermedades.

 

¿De qué derivan las caries y la enfermedad periodontal?

Falta de higiene, falta de preocupación, falta de educación en el área odontológica, no hay una educación preventiva en los niños desde que están en edad preescolar y eso tiene repercusiones incluso en la adolescencia; ya me ha tocado atender a adolescentes que presentan caries gravísimas que no queda más remedio que extraer la pieza.

 

¿Cómo se pueden prevenir estas enfermedades, aparte del lavado de dientes tres veces al día?

No realizan (las personas) una técnica adecuada, se requiere supervisión profesional y educación en general para poder enseñar las técnicas apropiadas para que no haya caries y enfermedad periodontal. La educación es la base de la prevención.

 

¿En la dieta nicaragüense hay algunos alimentos que predispongan a las personas a padecer estas enfermedades?

La dieta nicaragüense está llena de carbohidratos, arroz, frijoles, tortilla, maíz, es una base muy alta de carbohidratos y estos se transforman en azúcares en boca, por tanto, sí hay un mayor riesgo de que vaya a haber caries, pero si hay una buena técnica de cepillado y sobre todo, decía mi maestro de periodoncia, un buen uso de hilo dental, que es incluso más importante que el cepillado, no importa la dieta que uno tenga, porque no va a haber ningún problema si existen estos dos factores: buen cepillado y una buena técnica de uso de hilo dental.

 

¿Existe una buena atención odontológica en el sistema de salud pública?

En Nicaragua definitivamente la mayor atención odontológica se da a nivel privado. Sí existen servicios de salud odontológicos a nivel público, pero no manejo los programas que existen, solo sé que el INSS tiene unas clínicas que están muy buenas y que prestan buenos servicios de salud odontológica, sobre todo a los jubilados.

Existen también los centros de salud donde prestan servicio odontológico, pero desgraciadamente son mucho de extracción y no de prevención, creo que debería haber una mancuerna perfecta entre los odontólogos, que aunque sean de práctica privada, cumplen un rol importante en la sociedad junto con los sistemas de salud pública para que pueda hacerse más odontología preventiva, que es más barata y más eficaz a largo plazo.

 

¿Qué malas prácticas hay en el campo de la odontología?

La peor mala práctica que existe en nuestro gremio es el mercantilismo; muchos profesionales se han vuelto mercantilistas y se olvidan que lo que están atendiendo son seres humanos, personas que necesitan recuperar su salud oral. Otro problema que existe es que, aunque se está avanzando a pasos agigantados y se están haciendo congresos como este, no todos los odontólogos, por muy accesibles que estén los precios de una educación continua, están interesados en recibirla y eso los hace cometer errores de procedimiento.