Benjamín Blanco
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno de Ecuador envió a Nicaragua un avión de su Fuerza Aérea cargado con suministros de emergencia y con víveres destinados a las personas que han resultado más perjudicadas por las lluvias de los últimos días, que ya han dejado un saldo de 30 fallecidos y un poco más de 6,750 viviendas afectadas.

“El apoyo consiste esencialmente en cobijas, frazadas, cocinas, medicamentos básicos, entre otras cosas”, dijo a medios de prensa oficiales la embajadora ecuatoriana en Managua, Aminta Buenaño.

El cargamento con la ayuda ecuatoriana fue recibido en el Aeropuerto Internacional “Augusto C. Sandino” por el vicecanciller nicaragüense Orlando Gómez, y fue entregado a las autoridades del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred.

La víctima número 29 fue una mujer de 35 años, procedente de San Carlos, río Coco, quien murió a causa de un rayo, y la número 30 una niña de cuatro años que estaba desaparecida, y cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en una laguna en la comunidad La Sabaneta. Se supone que la niña fue arrastrada por la corriente de un río.

Las lluvias se han registrado en 74 de los 153 municipios del país, y las autoridades esperan que se mantengan en lo que resta de octubre.

LLUVIAS SE AVECINAN

Por su parte, Antonio Milán, asesor científico del Instituto Nicaragüense de estudios Territoriales, Ineter, anunció que actualmente los satélites meteorológicos han registrado tres ondas tropicales que podrían afectar al país.

“Dos de esas ondas tropicales vienen casi juntas, es decir, una detrás de la otra, las cuales pueden llegar a finales de la presente semana, y la otra aún está un poco lejos”, manifestó Milán.

El asesor del Ineter descartó que estas ondas tropicales se conviertan en tormentas o en huracanes.

“Para que se conviertan en huracán depende mucho del acoplamiento entre el océano y la atmósfera, para eso se necesita tener temperatura caliente en el mar y vientos cruzados de arriba que le den ese remolino de ascenso a esa corriente caliente”, explicó Milán.

 

3 ONDAS tropicales se avecinan al país en los próximos días, pero no hay condiciones atmosféricas para que evolucionen a tormentas o a huracanes, según el Ineter.

 

Desastres dejan millonarias pérdidas en Centroamérica

SAN SALVADOR • AFP/ “El impacto que causan los desastres naturales está aumentando a pesar de los avances de los gobiernos de Centroamérica por reducir el porcentaje de población urbana en pobreza”, asegura el Informe Regional del Estado de la Vulnerabilidad y Riesgos de Desastres en Centroamérica, de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres, UNISDR.

Entre 1970 y 2011, las evaluaciones realizadas sobre 32 desastres en el istmo (que representan un tercio de los eventos registrados), señalan pérdidas por US$68,932 millones.

El informe, que califica a la región como una zona de “multiamenazas”, advierte que se debe salir al paso en la gestión del riesgo para evitar el peligro de que se combinen desastres naturales con condiciones de pobreza prevalecientes, explicó el representante de UNISDR, Ricardo Mena.

Con un poco más de 45 millones de habitantes, Centroamérica pasó de tener 11.2 millones de personas de escasos recursos en zonas urbanas, en los años 90, a 14.5 millones de pobres en 2010, lo cual se constituye en un factor de “alta vulnerabilidad frente a las diversas amenazas”, consigna el informe.

Frente a los desastres naturales, El Salvador es el país con población más amenazada, con un 95% de sus habitantes en riesgo; le sigue Guatemala con un 92%, Costa Rica con 85%, Nicaragua con 69% y Honduras con 56%.

Además, El Salvador pone en riesgo con dos o más amenazas el 96% de su PIB, Guatemala el 92%, Costa Rica el 87%, Nicaragua el 68% y Honduras el 57%.