elnuevodiario.com.ni
  •   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó hoy un préstamo por 85 millones de dólares para mejorar la disponibilidad y calidad de la atención sanitaria en el occidente de Nicaragua.

El programa tiene como objetivo contribuir a desacelerar la mortalidad relacionada con las enfermedades crónicas y la morbi-mortalidad materna y neonatal en la región, señaló el BID en una nota de prensa.

De hecho, el organismo multilateral aseguró que el occidente de Nicaragua presenta la más alta prevalencia de enfermedad renal crónica del país, donde representa el 18 por ciento del total de las muertes, comparado con 6 por ciento a nivel nacional.

Asimismo, los departamentos de León y Chinandega tienen una tasa elevada de defunciones de personas de 30 a 49 años por problemas cardiovasculares, muy superior a la media nacional.

Los fondos irán destinados en gran parte a la construcción, equipamiento y modernización de la gestión del nuevo Hospital Escuela Óscar Danilo Rosales Argüello (HEODRA), en la localidad de León.

El HEODRA es un hospital regional que busca encabezar la red de servicios de la Región Occidente, zona en la que se estima que el 75 por ciento de la infraestructura actual está deteriorada.

El BID indicó que el proyecto del nuevo HEODRA contará con 346 camas, 8 quirófanos y 34 consultorios de consulta externa.

Prevé, por ello, ofrecer servicios de atención especializada y disponer de departamentos clínicos de alta calidad y tecnología actualizada con el personal adecuado y capacitado para servir mejor a la población.

Dentro del programa, se creará el registro nacional de pacientes renales y se preparará la unidad de trasplante renal.

El crédito del BID, que será ejecutado por el Ministerio de Salud de Nicaragua, cuenta con una contrapartida local de 5,6 millones de dólares.