•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con el objetivo de mitigar los efectos del cambio climático, y sensibilizar a la población a vivir en armonía con el medio ambiente, recientemente se realizó la tercera jornada de “Reforestación de Mangle”, en Puerto Morazán departamento de Chinandega.

La iniciativa es liderada por el Instituto CIDEA-UCA a través del proyecto “Cambio climático”, el cual ejecuta en alianza con varias empresas y entidades gubernamentales y la comunidad que asumieron las tareas de reforestación de una buena parte de los bosques de mangle existentes en el Estero Real.

Juan Ramón Bravo, coordinador general del Proyecto, dijo que este tipo de jornadas son claves, pues si no existiera el manglar no habría numerosas especies acuáticas, debido a que este es el hábitat donde ellas se reproducen, y al destruirse esas áreas la pesca se vería perjudicada, lo que provocaría que cientos de personas que viven de esa actividad no tendría dónde trabajar, ni qué comer.

“El manglar, como cualquier bosque, es captador de emisiones de carbono, lo que ayuda a mitigar los efectos de los gases invernadero, lo cual ayuda a trabajar contra los efectos del cambio climático”, agregó Bravo.

El proyecto Cambio Climático tiene como objetivo contribuir a la reducción de riesgos en el Golfo de Fonseca, mediante el fortalecimiento de capacidades locales para la adaptación al cambio climático, sus principales áreas de trabajo son los municipios que comparten el Golfo de Fonseca, en los países de Nicaragua, Honduras y El Salvador, y es cofinanciado por la Unión Europea.