•   Boston  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Representantes de los hermanamientos de varias ciudades de Estados Unidos con Nicaragua desde hace más de 30 años, se quejan de decomisos y elevados cobros en impuestos cuando envían ayuda humanitaria al país, a través del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, de Managua.

Jean Silk, del Estado de Connecticut y fundadora del hermanamiento New Haven-León, comentó que desde tiempos de la guerra que Nicaragua sufrió en los años ochenta, varias ciudades de los Estados Unidos, en especial las de la Costa Este, se solidarizaron con el pueblo de Nicaragua enviando medicamentos, sillas de ruedas, libros, ropa, zapatos, entre otras cosas, vía marítima, y nunca hubo problemas.

Pero desde hace algunos años, asegura, los envíos tienen que ser declarados en Aduanas y, muchas veces, algunos zapatos y ropa que los voluntarios llevan para regalar a niños pobres, son sustraídos de las maletas.

Voluntarios se retiran

Lydia Sampson, del hermanamiento Newton-San Juan del Sur, asegura que varias universidades en Massachusetts han decidido ya no seguir enviando a sus estudiantes.

“Muchos estudiantes recogen ayuda para donar a la gente pobre de Nicaragua, pero cuando llegan al aeropuerto, se las quitan... Por esta burocracia las universidades Lasell College, Simmon College y Boston College decidieron ya no seguir enviando a sus estudiantes”, expuso Simpson.

Agregó que tienen posibilidades de conseguir lentes para pobladores de comarcas de San Juan del Sur, pero debido a los altos impuestos que tienen que pagar para ingresarlos a Nicaragua, prefieren no enviarlos.

Carol Caro, del hermanamiento Brookline-Quezalguaque, explicó que pese a que los alcaldes de las ciudades con los que tienen hermanamiento les extienden una constancia de que se trata de donativos, “muchas veces esas cartas son ignoradas por los agentes de Aduanas”.

Según David Gullette, vicepresidente del hermanamiento Newton-San del Sur, relató que todos los años invierten más de US$32,000 en ayuda.

“Sería prudente que recibiéramos apoyo del Gobierno, estamos seguros de que el presidente Daniel Ortega no sabe de la burocracia que se vive en Aduanas del aeropuerto, no estamos demandando nada para nosotros, solo que sean comprensivos con la ayuda que llevamos”, dijo Jean Silk.