•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Una escuela que no está conectada es una escuela huérfana, somos huérfanos si no estamos conectados con los demás”, así grafica Antonio Bratto, jefe de Educación del programa internacional Una Computadora por Niño (OLPC, por sus siglas en inglés), la importancia de que los estudiantes tengan acceso a computadoras e internet.

Bratto participó en el foro “Impacto y avances en la integración de la tecnología a la educación primaria en las comunidades de Nicaragua”, organizado por la Fundación Zamora Terán, FZT.

En los últimos cinco años, la FZT ha entregado más de 32,000 computadoras XO a niños y niñas de escuelas primarias de 12 departamentos y de las regiones autónomas del Caribe, y otras 960 a docentes, con el fin de integrar esta tecnología al proceso enseñanza-aprendizaje.

“Estamos convencidos que solo a través de la educación es que lo vamos a poder lograr”, señaló la presidenta de la FZT, María Josefina Terán, quien destacó que este programa en Nicaragua ha sido exitoso por el apoyo de la empresa privada y del Gobierno a través del Ministerio de Educación, Mined.

En todos los centros beneficiados hay acceso a Internet, y los docentes hacen uso de esta herramienta en todas las asignaturas, lo cual ha influido en la retención escolar y en la construcción de conocimientos de forma dinámica e innovadora, según Adriana Quintanilla, profesora de sexto grado del colegio Anexo Católico “Juan Pablo II”, en el Distrito II de Managua.

Un derecho humano

En el foro también participó Gonzalo Pérez Piaggio, gerente general del programa OLPC en Uruguay, donde es conocido como Plan Ceibal, y es administrado por el Gobierno. En este país, los 670,000 estudiantes de primaria y secundaria cuentan con un equipo y acceso a internet.

“Plan Ceibal nace como un programa de inclusión social (y) no estamos midiendo en detalle los avances porque pensamos que tener una computadora y acceso a internet es un derecho humano”, dijo Pérez Piaggio.

En tanto, el consejero del Ministerio de Educación de Ruanda y gerente del programa OLPC en ese país africano, Nkubito Bakuramutsa, indicó que las computadoras han ayudado a crear equidad social y una base a través del conocimiento para superar las heridas del genocidio sufrido hace 20 años. En esta nación, dijo, se han entregado 20,000 computadoras.