•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La fiebre del chikungunya toma mayor fuerza en Nicaragua. En la última semana el reporte de nuevos casos se ha disparado por lo que las autoridades han reforzado sus planes para hacer frente a esta epidemia.

En su informe diario, la portavoz del Gobierno Rosario Murillo informó que en las últimas 24 horas, 61 personas dieron positivo tras realizárseles la prueba para determinar la existencia del virus.

La mayor cantidad de estos casos sigue registrándose en Managua. De Masaya y Matagalpa también llegaron reportes. “Todos están en condiciones estables”, indicó la portavoz.

Murillo dijo que hay preocupación por el rápido incremento de los casos. “Las familias y comunidades están aportando para eliminar criaderos de mosquitos”, puntualizó.

Ante la epidemia, el Ministerio de Salud, Minsa, ha tenido que realizar más seguidas las jornadas de fumigación, abatización y eliminación de criaderos del “aedes aegypti”, mosquito transmisor del chikungunya y del dengue.