•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La imprudencia peatonal fue la causa del accidente que cobró la vida del menor Jorge Luis Rivas Flores, de 13 años, la noche del jueves frente a la sucursal de Portezuelo de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal.

Según la Dirección de Tránsito del Distrito VI, el menor salió corriendo del albergue, con dirección de sur a norte y al llegar a la calle marginal se resbaló, en el preciso instante que por el lugar pasaba un bus de la Ruta 112, conducido por Julio César Cruz Chávez, de 44 años.

“El menor cae al suelo y queda debajo de las llantas traseras, falleciendo de manera instantánea”, detalla el informe policial.

La mamá del menor quedó en estado de shock al ver que su hijo mayor --de los tres que procreó-- quedó bajo las llantas del automotor.

El menor era parte de las familias trasladadas al albergue “Arlen Siu”, y aunque el local es resguardado por vigilancia privada, ninguno de los presentes se explica cómo fue que se salió del local.

“No sabemos qué fue lo que pasó, los vigilantes no dejan salir a los niños, no nos explicamos cómo ocurrió la desgracia”, dijo consternada Martha López, una de las damnificadas.

 

56 fallecidos por accidentes contabilizaba la Policía Nacional hasta el 31 de octubre.