Róger Olivas
  •   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

De diez machetazos en diversas partes del cuerpo murió el agricultor Nelson Enrique Quintanilla Mayorga, de 34 años, a manos de los sujetos Pedro Antonio Sandoval Jarquín, de 20 años, y Kevin Alfonso Rivas Ruiz, de 18, alias el “Coyol”, quienes intentaron desaparecer el cadáver quemándolo, según su propia confesión.

El comisionado AlÍ Espinoza Juárez, jefe de la delegación policial de El Viejo, informó que a las 11:30 p. m. del jueves, un poblador de la comunidad Apascalí --87 kilómetros al noreste de Chinandega-- informó el hecho.

Miembros del equipo técnico de Auxilio Judicial de Chinandega y el forense Juan Bautista Carrasco viajaron hasta el lugar y encontraron el cadáver, que presentaba heridas por arma blanca en el corazón, en la cabeza, en los muslos y en el tórax, y estaba calcinado.

No se arrepienten

El jefe policial aseguró que tras escenificar tres alteraciones al orden público, en estado de ebriedad Sandoval Jarquín y Rivas Ruíz, llegaron al domicilio de la víctima, quien estaba acompañado de su esposa Rosa Argentina Castro, de 30 años, y preguntaron por Jorge Llanes Samayoa, de 21 años, alias el “Pato”, con quien habían tenido problemas.

Los agresores presumieron que el agricultor tenía escondido al “Pato”, por lo que inicialmente Sandoval Jarquín propinó una estocada en el corazón a Quintanilla Mayorga, y cuando cayó fue rematado por Kevin Alfonso Rivas Ruiz, quien le asestó 9 machetazos. Según el jefe policial, posteriormente los sujetos usaron un colchón y ropa para quemar el cadáver.

“Es cierto que llegamos buscando al “Pato”, pero ese señor mucho nos hostigaba, no estamos arrepentidos y enfrentaremos la justicia”, expresó uno de los detenidos.

La Policía de El Viejo denunciará en las próximas horas por asesinato, ante el Ministerio Público, a los dos capturados.