Nery García
  •  |
  •  |
  • END

Aunque la presidenta de la Cruz Roja Nicaragüense, Esperanza Bermúdez, anunció hace dos meses que en la primera quincena del mes de diciembre se realizaría las elecciones para elegir a las nuevas autoridades nacionales de esa institución, ayer dijo que ya no se realizarán en la fecha anunciada, pues el comité encargado de los comicios “ha tenido atrasos”.

Bermúdez prometió el dos de octubre pasado, mientras partía un convoy de ayuda humanitaria a las víctimas del huracán “Félix” en la RAAN, que en la primera quincena de diciembre se realizarían los comicios para elegir a las nuevas autoridades nacionales de la Cruz Roja, e incluso explicó que las elecciones iniciarían ese mes en las filiales locales, en noviembre serían las departamentales y en la primera quincena de diciembre la elección nacional.

Luego de reconocer lo dicho a inicio de octubre, Bermúdez expresó este sábado que la “comisión de eleccionarios viene trabajando un poco tardado, pero también hay tantas cosas que hacer para organizar una buena asamblea... en todo este mes de diciembre se tienen ver los avances para empezar a trabajar en enero”.

Sin embargo, no aseguró que las elecciones nacionales se realicen en enero. ¿Eso quiere decir que las elecciones nacionales serán enero?, preguntó EL NUEVO DIARIO, a lo que respondió: “Podría ser”.

Estas declaraciones las dio la presidenta de la Cruz Roja este sábado, mientras ascendían a 60 miembros voluntarios de diferentes departamentos, en donde hubo ascensos a socorristas de segunda y a comandantes nacionales.

“Yo, más que nadie, quisiera que fueran mañana (las elecciones)”, agregó Bermúdez, quien también mencionó que si el día de la elección “la asamblea me dice que si acepto promocionarme (para otro periodo como presidenta), yo diría que sí, porque la asamblea es soberana, y si me lo dice, lo acepto”.

Según declaraciones brindadas por Bermúdez en octubre pasado, en la asamblea en donde se elegirán a las nuevas autoridades nacionales participarían unos 400 miembros de la Cruz Roja, de los cerca de 3 mil que tiene esta institución, debido a que sería difícil que todos pudiesen viajar, ya que son de diferentes departamentos del país. Y es que la Cruz Roja Nicaragüense ha venido arrastrando una crisis institucional desde hace varios años, debido a que varios miembros se han negado a la prolongación de la señora Bermúdez en la presidencia, y hasta han intervenido comisiones de alto nivel de la Federación Internacional de la Cruz de América Latina y el Comité Internacional de la Cruz Roja, incluyendo la central en Ginebra.